Galletas Linzer

galletas linzerJusto cuando creía que nada podría empañar mi casi idílica pre-Navidad con mi bonito árbol, mis adornos, el fuego chisporroteando en mi chimenea y mis retoños cantando villancicos, como en una película de James Stewart y Doris Day, donde reina la armonía y todo es “como tiene que ser”, justo entonces, como os digo, me siento frente al televisor para enterarme de cómo va el mundo y encuentro casi todo tan desalentador y deprimente que me entran ganas de salir corriendo e implorar que vuelva el espíritu de la Navidad… Y de pronto me siento tan privilegiada, tan en mi burbuja particular, tan frívola en mi confortable vida con mis adornos de Navidad pero sobre todo tan decepcionada conmigo misma por no haber pensado ni un momento que en muchos hogares este año no habrá Navidad, que desearía con todas mis fuerzas tener la capacidad de al menos poder hacer galletas para TODO el mundo…

galletas linzer

INGREDIENTES:
-200 gr de azúcar
-200 gr de mantequilla (ablandada)
-200 gr de harina (+ la que admita a la hora de amasar, que será más del doble)
-2 huevos
-1 pizca de sal
-Azúcar glas
-Mermelada de fresa

-Batimos la mantequilla con el azúcar hasta obtener una mezcla cremosa.
-Añadimos los huevos, de uno en uno, batiendo después de cada incorporación.
-Añadimos la harina y la sal y vamos añadiendo más hasta lograr una textura blanda pero consistente, que nos permita cortar con un corta-pastas sin que se nos quede pegado. Yo voy cogiendo porciones de masa y les añado harina a cada porción para después trabajarla. No os preocupéis, que sabréis cuánta harina admitirá. Ésa es la razón por la que no puedo dar una cantidad exacta de harina. En mi experiencia os diré que es la mejor manera de hacer estas galletas.
-Cortamos la masa con los corta-pastas que elijamos. Haremos dos tapas; a la de arriba le haremos un agujero, empleando un corta-pastas pequeño.
-Una vez depositadas en una bandeja de horno, la meteremos unos 10-15 minutos en el congelador (o en la nevera un poquito más).
-Horneamos (horno precalentado a 170 grados) hasta que empiecen a estar doradas por los bordes.
-Una vez frías, untamos con mermelada el centro de la tapa de abajo de la galleta y ponemos encima la tapa superior con el agujero, de manera que se vea el centro (con la forma elegida) de color rojo.

El resultado son unas vistosas galletas de estética navideña, sencillísimas de hacer y con las que siempre quedarás bien porque no conozco a nadie al que no le gusten… Con ellas os dejo, deseando, como siempre, ¡que paséis una muy feliz semana!!!

N.B- Un millón de gracias a Mármoles Daniel por sus regalitos… ¡Me encantan!!!

PicMonkey Collage8

7 comments

  1. Ángela says:

    Me siento identificada con tus palabras de la introducción.
    Y por tu receta…Marta la voy a hacer estas pre-navidades!! Tengo una mermelada de frambuesa abierta que está pidiendo a gritos ser parte de una galleta así. Me han encantado, gracias por la idea. Un besete

    • Marta says:

      ¡Muchas gracias, Ángela!! Es que aunque a veces nos quejemos, somos unas privilegiadas, ¿a que sí?
      Me hace mucha ilusión que te apetezca hacer las galletas; ¡ya me contarás!! Y disfruta de la pre-Navidad!!
      Muuuuchos besitos.

  2. Apfelstrudel Kuchen says:

    Has preparado unas galletas linzer maravillosas!!!! Si es que no hay dulce que no se te resista. Yo tengo los moldes para preparalas desde hace un par de años y todavía no me he puesto con ellas. No tengo remedio, jejeje

    Un besito,
    Sandra von Cake

  3. Helena says:

    Sí, muchas veces nos metemos en nuestra burbuja y no nos damos cuenta de lo que hay alrededor… pero también es verdad que, dándonos cuentas de todo ello, tenemos que disfrutar aún más del calor de la familia, de nuestros hijos, de poner el Belén o el árbol… porque, verdaderamente, somos privilegiados. Las Linzer son mus galletas favoritas. Bs

Deja un comentario


*