Tarta “Huesito” y resultado del sorteo

tarta HuesitoAdiós brainstorming, hola bloqueo…
A veces ocurre que la inspiración viene a tí sin que tú la llames, que la busques y la encuentres o que, aun buscándola, no aparezca.
Hoy es uno de esos días en los que, por mucho que lo intente, “ella” no quiere dejarse ver… ni rastro de eso que llaman inspiración, así que ¿qué tal si simplemente aprovecho para daros las GRACIAS por ser los mejores seguidores del mundo, por escribir unos comentarios tan bonitos, que he sentido ganas de salir corriendo a mandaros flores y bombones para cada uno? ¿Y qué tal si ya de paso publico el nombre del ganador del sorteo con motivo del segundo aniversario de este blog?
Ahí va… Después de introducir en un cestillo los nombres de todos los participantes (debidamente numerados), la mano inocente de mi niño Pedro ha sacado el papelito que corresponde al nombre de NURIA FUENTE. ¡Enhorabuena! Me dispongo a ponerme en contacto contigo inmediatamente.
Y puestos a delegar, ¿qué tal si por una vez, y sólo por esta vez, dejo que sea esta tarta la que hable por mí?

INGREDIENTES:
-2 paquetes de obleas
-2 botes grandes (nos sobrará) de crema de cacao (Nutella, Nocilla o similar)

-Ablandamos la crema de cacao, metiendo el bote en un cazo con agua caliente. De esta forma la crema de cacao será más fácil de manejar.
-Colocamos la primera oblea con un poco de crema de cacao en el centro (sin extender) y ponemos la segunda oblea encima (para que quede fija y no se mueva).
-Untamos toda la oblea (la segunda) con crema de cacao, ponemos otra encima y repetimos la operación hasta acabar todas las obleas.
Cubrimos la parte de arriba y los laterales de la tarta con crema de cacao y dejamos que tome un poco de cuerpo (a temperatura ambiente, si ésta es fresca, o en la nevera 1 hora, si hace calor).
-Fuente: La cucharina Mágica.

El resultado de esta tarta (cuya elaboración consiste simplemente en montar los ingredientes) es sorprendente no sólo por su extraordinario parecido con el sabor de los Huesitos sino porque, inesperadamente al menos para mí, se mantiene fresca y crujiente incluso el segundo día. Con ella os dejo, ¡esperando que paséis una muy feliz semana!!!

tarta Huesito

Bizcocho (fácil) de manzana

bizcocho de manzanaVivir en el campo te da la oportunidad de convertirte en espectador de excepción de los cambios de estación…
El otro día volvía a casa, después de dejar a los niños en el colegio, por el caminito por el que siempre vengo, de típico bosque atlántico, justo el día en que las hojas de los castaños empezaron a caer…
“El otoño en directo”- pensé.
Paré el coche, asistí unos minutos a la première y regresé a casa. Disponía de tiempo suficiente para hornear algo y pensé: “si no fuese porque aquí nunca se ha ido la lluvia, porque algunos días de agosto he dormido con calcetines, si no fuese porque si las hojas de los árboles no hubiesen empezado a caer, jamás creería que hemos cambiado de estación… si no fuese por eso, me gustaría decir aquello de: “parece que ya apetece empezar a encender el horno”…
Y lo encendí, claro.

INGREDIENTES:
-90 gr de mantequilla
-150 gr de azúcar
-1 huevo grande
-225 gr de harina
-2 cucharaditas de Royal
-1 pizca de sal
-1 pizca de nuez moscada
-110 ml de leche
-2/3 manzanas (dependiendo del tamaño)
-Azúcar glas para espolvorear

-En un bol grande batimos la mantequilla, el azúcar y el huevo durante un par de minutos.
-En un bol pequeño mezclamos la harina, la levadura, la sal y la nuez moscada.
-Añadimos los ingredientes secos y la leche, alternándolos y sin revolver demasiado; sólo hasta que los ingredientes se mezclen.
-Pelamos las manzanas (en gajos anchos).
-Vertemos la mezcla en el molde (previamente engrasado) y nivelamos con una espátula.
-Colocamos los gajos de manzana, presionando hacia abajo y formando la forma que queramos.
-Horneamos (horno precalentado a 180 grados) durante 35-40 minutos.

El resultado es un rico bizcocho de manzana, que no por ser típico deja de ser sabroso. Genial para desayunos, meriendas o sobremesas y al que le va muy bien una bola de helado. ¡Espero que os guste!
Os recuerdo que todavía tenéis una semana para participar en el sorteo con motivo del segundo aniversario de este blog. Si queréis participar, tendréis que dejar un comentario aquí.
¡Que paséis una muy feliz semana!!!

bizcocho de manzana

Filloas-casi creps

creps filloasSer madre (o padre) no es aburrido; tal vez sea agotador, por momentos inquietante y con frecuencia incompatible con el buen dormir y el buen quedar pero aburrido-lo-que-se-dice-aburrido, no es.
Últimamente me ha dado por observar a mis “cachorros” con un interés entre maternal y sociológico y la conclusión de este estudio tan poco científico es que los hijos casi siempre te hacen reir…
Juanito, sin ir más lejos, está intentando mejorar su pronunciación y para ello ha adoptado el método “listen and repeat” de toda la vida, que consiste en repetir, cual eco defectuoso, TODO lo que su hermano dice, así que cuando éste mantiene una conversación con alguien, Juanito se aposta a su lado, como uno de esos traductores que acompañan a nuestros políticos cuando están en el extranjero, sólo que en lugar de traducir, repite, y se toma tan en serio su papel de repetidor, que ni siquiera se da cuenta cuando su hermano lo menciona…
Una mañana me pongo a hacer filloas mientras los niños juegan alrededor. Juanito lleva un buen rato ejerciendo de fastidioso eco de su hermano, así que éste empieza a estar cansado de tan reiterativa cantinela y contraataca con otra dedicada: “Juanito es tonto, Juanito es tonto…” Y sin pensárselo dos veces, Juanito repite: “Juanito e toto, Juanito e toto“… Para restablecer el orden y el honor de mi pequeño, decido intervenir…
-“Pedro, deja de decir eso y Juanito, cariño, deja de repetirlo”.
Él alarga su mano hacia el plato de filloas, me mira con su carita de ardilla y sentencia: “Juanito e toto pero eto me lo como yo”

INGREDIENTES:
-450 ml de leche
-450 ml de agua
-300 gr de harina
-4 huevos
-1 pellizco (generoso) de sal
-1 cucharada (generosa) de ron
-1 cucharada (generosa) de azúcar
-Azúcar para espolvorear cada filloa
-Aceite/mantequilla/tocino para engrasar la sartén

-Batimos todos los ingredientes (con una batidora eléctrica).
-Se trata de una mezcla bastante líquida, así que será mejor utilizar una sartén pequeña si no tenemos mucha práctica; así será más difícil que se nos rompan.
-Engrasamos la sartén, la ponemos a fuego medio-alto y dejamos que coja temperatura; cuando esté muy caliente, vertemos la mezcla, cubriendo el fondo de la sartén.
-Cuando los bordes empiecen a despegarse y coger un tono dorado, le damos la vuelta y después de unos segundos, retiramos a un plato.
-Espolvoreamos (ligeramente) con azúcar cada filloa, de manera que al colocar otra encima, el azúcar se derretirá.

Si me preguntáis qué me parecen estas filloas-casi creps os diré que me encantan; ¡así de simple! Las hago a menudo y, en mi experiencia, triunfan siempre. Ahora sólo espero que os gusten a vosotros también…

Recordad que sigue abierto el sorteo con motivo del segundo aniversario de este blog y, como siempre, ¡que tengáis una muy feliz semana!!!

creps filloas

2º aniversario de Sweet & Home, nuevo diseño del blog y sorteo

2º aniversario y sorteoMe cuesta dejar las cosas a la improvisación; me gustaría pero no puedo… aunque a veces ocurre, una vez entre un millón, y es entonces, cuando menos te lo esperas, que la vida va y te sorprende.
Hace dos años, el día de mi cumpleaños, partí, sin un destino claro ni guión, hacia un gran reto: un espacio en blanco que, de manera nada premeditada, empecé a llenar de anécdotas, fotografías, reflexiones en alto y recetas y en el que cada día me he ido encontrando más a gusto, más en casa, más yo, hasta llegar a convertirse en el particular “sitio de mi recreo”. ¿Lo mejor de todo? Ser yo misma y sentir que al mismo tiempo he logrado conectar con vosotros. Vosotros me habéis estado animando y al hacerlo me habéis cargado de energía y ganas de querer mejorar y yo sólo puedo estar contenta y agradecida; por eso quiero regalaros algo… y no sé por qué me acuerdo de una de mis canciones favoritas, “Your Song”, de sir Elton John… Pues eso, “no soy escultora, no hago pociones mágicas ni os puedo comprar una casa; mi “blog” es mi regalo y es para vosotros”…
Espero que os guste el nuevo diseño de este blog, que supone algo más que un cambio de apariencia… aunque en realidad tengo otro regalo que quizás os haga más ilusión:

-Molde mini-heritage de Nordic Ware- Repito el regalo del año pasado porque sé que os gustó, así que puede decirse que he comprado este molde (que me encanta) dos veces y ninguna para mí.
-Libro “Polos y Helados” de Sandra Mangas- libro precioso de una bloguera que se ha ganado a pulso su éxito y del que he publicado esta receta.
Desafortunadamente todavía no me ha tocado la lotería y no podré hacer llegar estos regalos a cada seguidor peeeeeero la buena noticia es que podréis participar en el sorteo de estos dos regalos para un único ganador.
Este sorteo está pensado para los seguidores de este blog o para los que se acaban de incorporar. Si queréis participar, tendréis que dejar un comentario en esta entrada (uno por participante) para que pueda ponerme en contacto con el ganador.
-Tendréis tres semanas para participar y el nombre del ganador se publicará aquí el 20 de octubre (aunque el blog seguirá su rutina habitual).
-El regalo será enviado a cualquier dirección de España (¡un millón de disculpas a los seguidores que viven fuera! Espero que lo entendáis).
-No todos los seguidores de este blog son seguidores de redes sociales, así que seguir este blog a través de ellas no será un requisito imprescindible para participar aunque no negaré que me haría mucha ilusión que le dieseis a “me gusta” si todavía no lo habéis hecho. Y si además os apetece compartirlo, pues ¿qué deciros? que estaría doblemente encantada.
Con estas novedades, aniversario, sorteo y hoy sin receta, os dejo, deseándoos mucha suerte y como siempre, ¡que tengáis una muy feliz semana!!!

2º aniversario y sorteo

Financiers de frutos rojos

financiers de frutos rojosDicen que “excusatio non petita, accusatio manifesta“… Quizás sea verdad; entonces me adelantaré y me acusaré de ser una informal, de faltar a nuestra cita semanal y de hacerlo sin ni siquiera avisar (¡la verdad es que suena peor cuando lo escribes!).
Ya lo he hecho, me he acusado, así que ahora ya puedo excusarme; diré que este principio de curso está siendo de locos, que el caos reina en mi vida, que con dos retoños en Educación Infantil y con unos períodos de adaptación capaces de boicotear cualquier amago de iniciativa bienintencionada, me he sentido incapaz de terminar nada de lo empezado, que los cambios de los niños se han mezclado con los cambios de este blog, que todo ello ha coincidido con los preparativos del segundo aniversario de Sweet & Home, que las cosas no siempre salen como y cuando a una le gustaría, que por razones laborales de lunes a viernes soy la única persona adulta de la casa, que cuando te descuidas ya ha volado otra semana, que por qué los días sólo tendrán veinticuatro horas, que tantas y tantas cosas (y ninguna de ellas importante)… Y ¿qué voy a hacer yo si, aun queriendo, no he podido cumplir mis horarios? Pues excusarme, acusarme y cruzar los dedos para que esta transición hacia la rutina sea lo más llevadera y rápida posible. Espero que me acompañéis en este proceso y ya de paso os invito a que estéis especialmente atentos a la próxima publicación, a la que espero no faltar… eso si los períodos de adaptación no se alargan, si a las horas del día no les da por encoger y si los elementos no se alían en mi contra. Si nada de eso ocurre, habrá fiesta.

INGREDIENTES:
-180 gr de mantequilla
-200 gr de azúcar glas
-160 gr de almendra molida
-60 gr de harina
-180 gr de claras de huevo a temperatura ambiente
-Frutos rojos (1, 2 ó 3 por pastelito)

-En un cazo pequeño fundimos la mantequilla a fuego medio y dejamos que coja un poquito de color sin que se llegue a quemar. Retiramos y vertemos en un bol.
-Precalentamos el horno a 230 grados.
-Tamizamos el azúcar glas, la harina y la almendra molida.
-Añadimos las claras (sin montar) y la mantequilla caliente.
-Con ayuda de una manga pastelera vertemos la mezcla en los moldes (previamente engrasados), llenándolos hasta la mitad.
-Depositamos en el centro el/los fruto/s rojos.
-Horneamos durante 6 minutos.
-Bajamos la temperatura del horno a 200 grados y horneamos otros 6 minutos más.
-Apagamos el horno y dejamos otros 6 minutos dentro.
-Desmoldamos al sacarlos del horno y los dejamos enfriar sobre una rejilla.
-Estos pastelitos se conservan bien hasta una semana en un bote hermético.
-Fuente: La Cuisine de Marcotte.

Me encantan las recetas francesas; de alguna manera siempre suponen un reto para mí. ¿Os acordáis de los macarons? Yo todavía no he podido olvidarlos…
¡Que tengáis una muy feliz semana!!!

financiers de frutos rojos