Semlor (bollitos suecos de Cuaresma)

semlorRecuerdo cuando se empezó a hablar de la globalización; sonaba como algo horrible que irrebocablemente supondría el fin de las civilizaciones, y no niego que en algunos aspectos habrá sido así pero también creo que si hemos perdido algo de lo nuestro, en la misma medida hemos ganado algo de lo ajeno sin llegar a perder la identidad. Y vale que ahora podemos encontrar a un niño de Coruña diciendo “truco o trato” (no sé quién habrá sido el genio que tan horriblemente mal ha traducido esta frase) en Halloween o a un masai del Serengeti consultando el partido del Madrid-Barça en su smartphone… Definitivamente el mundo se ha vuelto un lugar más pequeño pero en compensación, estamos mejor informados que nunca. Cualquier cosa que ocurre en cualquier parte del planeta, nos llega a la centésima de segundo de haber ocurrido y para lo bueno y lo malo, las redes sociales nos han convertido en reporteros de la realidad cotidiana. Aquí, como en casi todo, en la forma de usarlas está la clave, y personalmente encuentro excitante el intercambio constante de inspiración que mana de fuentes como INSTAGRAM ; me resulta divertido comprobar cómo mientras una mitad del mundo da los “buenos días” y proclama la llegada del otoño, mostrando fotos de hojas secas y tonos marrones, la otra mitad desea “buenas noches” y celebra el inicio de la primavera, compartiendo flores con el mundo.
Estos Semlor /Semla que ahora muchos conocen y comen fuera de Suecia, podrían ser otro ejemplo. Me quedo con eso; me quedo, como siempre, con lo bueno.

semlor

semlor

semlor

semlor

semlor

semlor

INGREDIENTES para la masa:
-450 gr de harina de fuerza
-190 ml de leche
-70 gr de azúcar
-1 huevo pequeño
-50 gr de mantequilla
-12 gr de levadura fresca
-5 gr de sal
-1 cucharadita de canela
-1 huevo para pincelar
-Azúcar glas para espolvorear
-Nata para montar

INGREDIENTES para el relleno de almendra:
-125 gr de almendra molida
-100 gr de azúcar
-50 gr de leche

-En un cazo calentamos la leche con la mantequilla (hasta que ésta de derrita). Esperamos a que se entibie (a unos 30 grados) y añadimos la levadura.
-En un bol mezclamos la harina, el azúcar, la sal y la canela y añadimos la leche con la mantequilla y el huevo batido. Mezclamos bien.
-En una encimera amasamos durante 10 minutos (al principio se nos pegará ligeramente a las manos pero pronto comprobaremos que resulta fácil manejarla). hasta obtener una masa lisa y brillante.
-La dejamos tapada, con un paño, hasta que doble su volumen (a mí me llevo 2 horas).
-Desgasificamos y dividimos en 9 bolas de 90 gr. Las depositamos sobre una bandeja de horno forrada de papel de horno y las dejamos reposar hasta que doblen su volumen (en mi caso, otras 2 horas; el tiempo dependerá de la temperatura ambiente).
-Barnizamos los bollitos con huevo batido y un chorrito de leche.
-Horneamos (horno precalentado a 230 grados) durante 15 minutos (al menos en mi horno). La receta original, de Iban Yarza, recomienda 10 minutos.
-Les cortamos una “tapa”. Los rellenamos con la pasta de almendra (para hacerla bastará con mezclar la almendra, el azúcar y la leche y dejarla reposar unas horas, así que podremos dejarla hecha con antelación).
-La cubrimos con nata montada y volvemos a ponerles las “tapas”.
-Receta de Iban Yarza.

El resultado son unos contundentes pero sabrosísimos bollitos que los escandinavos toman en Cuaresma, depositados (los bollitos) en un cuenco con leche. ¡Espero que os gusten! Con ellos os dejo, deseando que paséis una muy feliz Semana Santa!!!

N.B- Muchísimas gracias a Claudia & Julia por enviarme un cuchillo tan bonito.
N.B- Mi agradecimiento a Chocolates Valor por enviarme, una vez más, unos chocolates tan ricos.

semlor

Gofres de chocolate al horno

gofres de chocolatePor alguna extraña razón, no me entusiasman los tampantojos; vamos, que no acabo de verle la gracia a disfrazar un objeto de otro hasta el punto de confundirlo con el original (aunque admiro realmente a los que son capaces de hacerlo).
Quizás el origen de esta contradicción radica en un trauma infantil: mi aversión (en un elevado porcentaje psicológico) al queso. Y es que durante años he tenido que ver cómo los que me rodean han querido colarme el queso, mimetizándolo hasta hacerlo casi imperceptible, situándolo estratégicamente en un escondido rincón del plato o disfrazándolo de chocolate blanco. Y esas tácticas de choque (siempre “por mi bien”) no sólo no han funcionado sino que además de hacer que conserve intacta dicha aversión, me han convertido en una persona desconfiada a la hora de probar algo, que necesita mirar, requetemirar y olisquear cualquier cosa antes de probarla (y ni que decir tiene que ésta no es la cualidad de la que más orgullosa me siento).
Pero con lo que sí disfruto es buscando la versatilidad de las cosas y jugando con ellas. Lo hago continua e instintivamente, de hecho.
Hace unos días hice gofres. Por aquello de probar y cambiar, los hice de chocolate y después decidí hacer, con el mismo molde, una especie de enrejado que me recordó a unas ventanas. Los gofres convencionales decidí cortarlos en tiras… Mismo producto, diferentes formas. Ya sólo con eso me lo pasé bien (¡básica, además de contradictoria, es una!) pero fotografiándolos todavía lo pasé mejor. Más tarde llegaron mis retoños del cole; al ver las tiras de gofre exclamaron:”¡chocolatinas!” y se montó una fiesta improvisada en la cocina. La receta dio para mucho…

gofres de chocolate

gofres de chocolate

gofres de chocolate

gofres de chocolate

gofres de chocolate

INGREDIENTES:
-3 huevos
-410 ml de leche
-110 gr de mantequilla
-240 gr de harina
-2 cucharaditas de levadura en polvo
-1/2 cucharadita de sal
-2 cucharaditas de sal
-4 cucharadas de cacao puro en polvo (yo utilizo Valor)

-Batimos los huevos y añadimos la leche y la mantequilla derretida. Seguimos batiendo.
-Añadimos la harina (mezclada con la levadura y la sal) y removemos hasta conseguir una mezcla homogénea.
-Añadimos el cacao y mezclamos.
-Añadimos el azúcar y mezclamos.
-Engrasamos los moldes, vertemos la masa en ellos y horneamos a 220 grados (horno previamente precalentado) unos 12 minutos aproximadamente.
-Retiramos del horno y volcamos los moldes sobre papel de horno.
Volvemos a hornear unos 3-5 minutos aproximadamente.
-Si queremos hacer esa especie de ventanitas, bastará con verter sólo una poca mezcla, sin cubrir los picos cuadrados de los moldes (Yo utilicé una para decorar una tarta).
-Si queremos presentarlos de una manera diferente o la cantidad de gofres no llega para todos, otra opción es cortarlos en tiras alargadas.

El resultado son unos pastelitos chocolateados a los que un poco de nata, un chorrito de salsa de caramelo y unas fresas les sienta de maravilla. Espero que os hayan gustado. ¡Que tengáis una muy feliz semana!!!
N.B- Mi agradecimiento a “Pimentón de la Vera Las Hermanas” por el paquetito que me han enviado. ¡Muchas gracias!

gofres de chocolate

Pastel de moras

pastel de morasComo solía decir alguien sabio y querido, “el centro del humor está en el estómago”… y si dudáis, pensad en sonreir y en poner buena cara cuando sentís nauseas. Difícil tirando a imposible, ¿a que sí? Pero si hay algo realmente incompatible con el malestar de estómago es cocinar y comer.
La semana pasada tuve una visita inesperada-no deseada de nombre “virus” y apellido “gástrico” y ya daba por perdida la publicación de esta semana cuando he aquí que hace dos días recuperé mi estado normal y con él las ganas de cocinar y comer, así que me temo que a falta de tiempo y de algo más interesante que contaros, tendréis que conformaros con esto…

INGREDIENTES para la masa:
-130 gr de mantequilla (en cuadraditos a temperatura ambiente)
-100 gr de azúcar glas
-1 huevo
-300 gr de harina
-1 pellizco de sal
-Huevo batido + un chorrito de leche (para barnizar el pastel)

INGREDIENTES para el relleno:
-500 gr de moras
-4 cucharadas de azúcar
-1 cucharada de harina
-1 cucharada de Maizena

-En un bol mezclamos todos los ingredientes para la masa (Tmx- 10 segundos, velocidad 6).
-Formamos una bola con la masa y refrigeramos durante 1/2 hora.
-Partimos la masa en 2 y amasamos entre dos trozos de film transparente.
-Forramos la base y las paredes de 1 molde desmoldable grande o de 2 pequeños.
-Mezclamos bien las moras, el azúcar, la harina y la Maizena y lo vertemos sobre la masa.
-Tapamos el pastel con una tapa de masa o con el motivo que más nos guste (enrejado, liso, etc).
-Barnizamos con el huevo batido y el chorrito de leche.
-Horneamos (horno precalentado a 175 grados) durante unos 45 minutos.

pastel de moras

pastel de moras

pastel de moras

pastel de moras

El resultado es un pastel sabrosísimo, uno de mis favoritos, al que el toque ligeramente ácido de las moras y la masa suave y mantequillosa le va muy bien. Con él os dejo, deseando que tengáis una muy feliz semana!!!

N.B- ¡Muchísimas gracias (una vez más) a Chocolates Valor por ese envío tan rico!!

pastel de moras

Magdalenas de limón y semillas de amapola

magdalenas de limón y semillas de amapolaPor mucho que me empeñe, la primavera no va a llegar antes de tiempo…
Hace frío, llueve mucho, vamos con bufanda y botas de goma a todas partes. Las señales son claras; muy a nuestro pesar, todavía es invierno, así que nos pasamos los días implorando el buen tiempo, tiramos de refranes para adivinar si tendremos una primavera lluviosa o si le falta poco al frío para dejarnos y consultamos los cuatro o cinco servicios meteorológicos a nuestro alcance para sacar nuestras propias conclusiones. Definitivamente nuestro cuerpo y nuestra mente piden a gritos un cambio en forma de rayo de sol y una temperatura decentemente alta que de momento no llega.
Y no, yo no tengo una varita mágica capaz de adelantar las estaciones pero lo que sí puedo hacer es ir en busca de esos oasis en medio del invierno… y eso fue lo que hice hace unos días. Con mi viejo coche partí, como uno de esos chiflados que persiguen tornados o como Stanley buscando a Livingston o como un ángel de Charlie solitario en acción, en busca de mimosas. La expedición fue corta, me temo, ya que a dos kilómetros de mi casa el paisaje se volvió amarillo a ambos lados de la carretera. ¡Objetivo cumplido! Y en aquél espejismo de la primavera me quedé un rato…

magdalenas de limón y semillas de amapola

magdalenas de limón y semillas de amapola

magdalenas de limón y semillas de amapola

magdalenas de limón y semillas de amapola

INGREDIENTES:
-160 gr de mantequilla
-220 gr de azúcar
-2 huevos
-2 cucharaditas de levadura química ( tipo Royal)
-160 ml de leche
-270 gr de harina
-Ralladura de 2 limones
-2 cucharaditas de semillas de amapola

-Batimos bien la mantequilla y el azúcar.
-Añadimos los huevos ( de uno en uno) y batimos.
-Añadimos la leche y batimos.
-Añadimos la harina y la levadura y mezclamos.
-Añadimos la ralladura de limón y las semillas de amapola y terminamos de mezclar.
-Horneamos (horno precalentado a 180 grados) durante 20-25 minutos ( o hasta que el palito de brocheta salga seco).
-Estas magdalenas saben bien así pero si queremos darles un toque extra de limón, podemos untarlas con lemon curd.

El resultado son unas magdalenas esponjosas con un toque a limón y una ligera textura crujiente que les da las semillas de amapola. ¡Espero que os gusten! Con ellas os dejo, deseando que tengáis una muy feliz semana!!!

magdalenas de limón y semillas de amapola

Galletas de chocolate y fresa

galletas de chocolate y fresaLos que no tenemos problemas de verdad tendemos a quejarnos más de la cuenta. No hace mucho tuve uno de esos días de quejarme por todo…
-Me levanté cansada y de mal humor por no haber dormido bien la noche anterior y me quejé.
-Fui a la compra y una señora de mediana edad sin aparente minusvalía y un carrito lleno, se me coló sin piedad ni rubor y silenciosamente me quejé.
-Era el típico día de lluvia y viento, de esos que ahora llaman “ciclogénesis”, y mi ya-maltrecho-segundo-paraguas-del-año terminó de romperse, así que por supuesto me quejé.
-Con tanto frío y lluvia empecé a sentir síntomas de un catarro que en realidad nunca se fue y ¡oh, sí! me quejé.
-Mi viejo coche no pasó la ITV y, como ya habréis adivinado, ¡me quejé!
-Al llegar a casa me miré al espejo; mi cabeza parecía un nido de gorriones y mi nariz la de Rudolf… ¡como para no quejarse!
Al final del día calculo que me habría quejado varias docenas de veces. Entonces me llamó una amiga y me contó algo realmente horrible, una tragedia de verdad. Al momento sentí vergüenza de mis lamentos y pensé que a menudo las personas que tienen problemas de verdad no se quejan demasiado… Pensando en todo esto entré en la cocina. Había un cuenco con fresas sobre la mesa y cacao en la despensa. Hacer unas galletas aliviaría mi vergüenza y me reconfortaría…

galletas de chocolate y fresa

galletas de chocolate y fresa

galletas de chocolate y fresa

galletas de chocolate y fresa

galletas de chocolate y fresa

galletas de chocolate y fresa

galletas de chocolate y fresa

INGREDIENTES:
-110 gr de mantequilla
-300 gr de azúcar moreno
-55 gr de cacao puro en polvo
-2 huevos
-1 pizca de sal
-3/4 cucharadita de Royal
-260 gr de harina
-“Palotes” o caramelos masticables de fresa
-Fresas (3 ó 4 trocitos por galleta)
-Sal Maldon

-Derretimos la mantequilla.
-Añadimos el azúcar y mezclamos.
-Añadimos los huevos y mezclamos.
-Añadimos el cacao, la sal y la levadura y mezclamos.
-Añadimos la harina y mezclamos bien. Metemos la mezcla 2 ó 3 minutos en el congelador.
-Formamos una bolita y la presionamos en el centro, haciendo un hueco con el dedo y depositamos en él un trocito de palote de fresa.
-Cogemos otro trozo de masa, la estiramos y tapamos la galleta, sellando bien los bordes.
-Espolvoreamos con sal Maldon.
-Horneamos (horno precalentado a 180 grados) unos 10 minutos. Cuando falten 2 minutos para sacarlas del horno, cortamos unos trocitos de fresa y los depositamos sobre la galleta (presionando ligeramente).
-Receta adaptada de la talentosa Izzy de Top With Cinnamon.

El resultado son unas sabrosas y chocolateadas galletas cuyo sabor a fresa (tanto el interior como el exterior) les queda de maravilla. Con ellas os dejo, ¡deseando que tengáis una muy feliz semana!!!

galletas de chocolate y fresa