Tarta Bakewell

tarta bakewellDesde que era pequeña me han animado a soñar “en grande”. Mi sabio padre utilizaba una metáfora al respecto. Mis hermanas y yo debíamos aspirar a tener vuelo de águila porque a quedarnos en vuelo de gallina siempre estaríamos a tiempo. Y no se refería a nada material; tenía que ver con algo menos tangible: a tomar las decisiones adecuadas que nos llevarían allí adonde quisiésemos llegar. O algo así…
Bueno, no estoy segura de haber cumplido las expectativas pero si algo he sido y soy es soñadora diurna, y aunque de vez en cuando me permito soñar en grande (principalmente como terapia contra el aburrimiento o los malos momentos), uno de mis principales entretenimientos consiste en soñar con los pequeños alicientes que te ofrece la vida… pero ya os dije un día que la música de violines no dura mucho en la vida real
El caso es que ya había planeado mis vacaciones de Semana Santa (nada del otro mundo, un simple cambio de aires), cuando un inoportuno virus se apoderó de mi casa y de las tres cuartas partes de sus habitantes, obligándome a unos días de encierro forzoso en los que:
-Inicialmente tuve la tentación de caer en la autocompasión a lo “¡Dios mío, por qué me haces esto a mí!”, teniendo que recordarme a mí misma lo mucho que admiro a las personas que nunca se quejan y el desprecio (en el sentido más benévolo y melodramático de la palabra) que siento por las que lo hacen continuamente.
-Decidida a acabar con la tos que reinaba en casa, me animé a probar algún remedio casero… ¿cebolla en la habitación a la hora de dormir? Bueno, sólo diré que la tos persistió… y el olor a hamburguesería en la habitación al día siguiente también.
-Animada por el efecto colectivo de los antitérmicos, decidí ordenar mi caótica despensa y de paso cambiar algún mueble de sitio.
-Probablemente movida por el aburrimiento e inconscientemente, miré y remiré las paredes y el techo y tomé la firme determinación de que de este año no pasará sin que pintemos la casa.
-Leí una y mil veces las muchas revistas de decoración que tengo y recordé vagamente que hubo un tiempo ya lejano en el que leía el “Vogue” y sabía lo que las celebrities lucían en las premières.
-Y cociné… Cociné tres comidas al día todos los días que duró el encierro y algún capricho extra, como esta tarta Bakewell.

tarta bakewell

tarta bakewell

tarta bakewell

tarta bakewell

tarta bakewell

tarta bakewell

INGREDIENTES para la masa sablé:
-200 gr de harina
-140 gr de azúcar glas
-160 gr de mantequilla a temperatura ambiente
-40 gr de almendras molidas
-2 yemas de huevo
-1 pizca de sal

INGREDIENTES para el frangipane:
-150 gr de mantequilla
-150 gr de azúcar glas
-3 huevos
-130 gr de almendras molidas
-20 gr de harina

-Mermelada de frambuesa
-Almendras fileteadas

-Mezclamos la harina, el azúcar, la sal y las almendras molidas.
-Añadimos la mantequilla cortada en trozos pequeños y las yemas hasta conseguir una masa homogénea.
-La envolvemos en film transparente y la metemos en la nevera 30 minutos (o 5-10 minutos en el congelador).
-La extendemos con un rodillo entre dos trozos de papel de horno (para que no se pegue).
-Engrasamos un molde desmoldable y cubrimos su base y paredes con la masa.
-Metemos el molde en la nevera otros 30 minutos.
-Horneamos (horno precalentado a 180 grados) durante 20 minutos.

-Preparamos la crema frangipane:
-Batimos la mantequilla y el azúcar.
-Añadimos los huevos, batiéndolos de uno en uno.
-Añadimos la harina y la almendra y mezclamos hasta obtener una mezcla homogénea.

Montamos la tarta:
-Cubrimos el fondo de la tarta con mermelada de frambuesa.
-Vertemos la crema de frangipane sobre la capa de mermelada.
-Depositamos las almendras fileteadas encima y horneamos durante 30 minutos a 190 grados.
-(Receta de Food and Cook).

El resultado es una tarta temendamente sabrosa, ideal como postre o acompañando a un té o a un café. ¡Espero que os haya gustado! ¡Que paséis una muy feliz semana!!!

tarta bakewell

2 comments

  1. Susana says:

    Una receta estupenda!!! No conocía la tarta pero la haré seguro!!! Es verdad q soñar es gratis, así q todos a soñar!!!!!

Deja un comentario


*