Nuevas fotos, viejas recetas (III)

tortitasNo sé cuándo empezó a cambiar la cosa pero de un tiempo a esta parte hablamos “diferente”… Ya nunca decimos que nuestros hijos tienen problemas, lo que les pasa es que “no saben gestionar sus emociones”; tampoco existen ya los temporales de lluvia y viento de toda la vida de Dios, sino que decimos, con una naturalidad pasmosa, que “la segunda ciclogénesis explosiva del invierno ha arrancado de cuajo un árbol de nuestro jardín” o que para nuestra receta favorita de arroz hemos hecho un fumet de pescado y el flan lo hemos acompañado con un coulis de frutos del bosque… Y es que si en algo nos hemos doctorado los españoles es en psicología, en gastronomía y en meteorología.
Por el contrario pero con la misma naturalidad pasmosa, por alguna razón que se me escapa, hemos suprimido de nuestro vocabulario palabras que son imprescindibles… Y ya somos pocos los que conservamos en nuestro registro el verbo “oir”, que ya casi nadie oye un ruido, (oiga), que la mayoría lo escucha (bastante insólito, teniendo en cuenta la definición de “escuchar”)… como el reportero de turno, que exclama, con expresión contrariada y apretando la mano contra el pinganillo: “compañeros, no os escucho nada”, que parece que va a terminar la frase canturreando: “cucurucho, que no te escucho”, mientras tú te revuelves en el sofá de tu casa con ganas de decirle: “pues muestra un poco de interés, hombre, que estás en directo en prime time para toda España” o el amigo que te dice por teléfono: ” no te escucho”… Pues eso sí que es raro, teniendo en cuenta que me has llamado tú.
En fin, será que soy muy pejiguera con las cosas del hablar o que me gusta ganar y no perder, pero no me negaréis que de un tiempo a esta parte hemos perdido vocabulario. Quizás por eso me gusta oir a mi hijo Pedro decir, con la misma naturalidad de los ejemplos anteriores, que “ese mirlo se ha posado en la rama del roble” y es que no todo el vocabulario específico ni la cultura de este país va a estar relacionada con megas y píxeles…
Venga, os libero ya de este rollo a propósito del léxico. No sé por qué hoy me he levantado con ganas de hablar de esto. Prometo ser más frívola la próxima vez… Mientras tanto, os dejo con fotos nuevas de mi galería de INSTAGRAM. #AVecesMeSientoComoUnIslote #HaySemanasAsí #CuandoLlegaElViernesSeMeCuraTodo #MissYouBabe

naranjas

financiers
(receta de financiers, aquí)

financiers

financiers

crepes
(receta de filloas/crepes, añadiendo dos cucharadas de cacao puro, aquí)

bizcocho de chocolate
(receta de bizcocho de vino y chocolate, aquí)

¡Que paséis una muy feliz semana!!!

fotos nuevas, recetas viejas

2 comments

  1. María = Kika says:

    Como siempre, poco se puede añadir a esta publicación tan acertada salvo que son unas fotos preciosas de un gusto exquisito.

    Un besito

  2. Laura says:

    Llevo algo más de tres años viviendo fuera de España y cuando voy de vacaciones me dicen que hablo raro, yo pregunto ¿como hablo raro? y me dicen que mi vocabulario es antiguo, creo que todo va muy rápido, que las palabras mutan y cambian como nuestros teléfonos :) Tus fotos son preciosas y tus recetas aunque no me queden fotogénicas son ricas sobre todo cuando las hacemos en equipo.
    Feliz fin de semana! Tu casa debe oler a cocina antigua ;)

Deja un comentario


*