Hot cross buns (bollitos de canela de Semana Santa)

hot cross bunsNo sé cuándo fue la última vez que tuve la sensación de estar aburriéndome… Ahora que caigo, sí que lo sé; fue hace seis años, justo antes de que naciese Pedro. Poco más de un año después llegó su hermano y desde entonces no he dejado de coleccionar anécdotas de amplio espectro: hilarantes-entrañables-vergonzantes (como ésta, ésta o esta otra). Ellos son así, fuente inagotable de inspiración, especialmente cuando la mía escasea…
Esta semana, sin ir más lejos, volvemos del colegio en el coche cuando Pedro le pregunta a Juan:
-“¿Jugamos a repetir sílabas, Juanito?”
Juanito, que no tiene ni la más remota idea de qué es una sílaba, ni falta que le hace, responde, solemne:
-“Sí, Pedro, jugamos”.
Pedro: “A ver, repite conmigo: “cha-cha”.
Juanito: “chacha”.
Pedro: “che-che”.
Juanito:” cheche”
Pedro:”chi-chi”.
Juanito: “”chichi”.
(Los miro a través del espejo retrovisor pero no detecto ninguna mueca en sus caras, así que finjo no inmutarme por lo que acabo de oir).
Pedro: “cho…” Se frena en seco y ahora sí, su mirada se vuelve pícara y entona un exagerado “Uf, mamá, menos mal que me he parado en “chichi” para no decir “cho…, ya sabes”.
Yo (fingiendo escandalizarme): “Sí, cariño, ¡menos mal!”
Unas horas más tarde, ya en casa, me dispongo a hacer unos bollitos de canela. Mientras mezclo los ingredientes, Pedro hace sus deberes sobre la mesa de la cocina. Parece leer concentrado pero de pronto dice:
-“Mamá, tengo una duda”.
Yo: “dime, a ver si yo lo sé”.
Pedro: “esta palabra, mamá, ¿se refiere al día de la semana o a la palabrota?
Yo: “¿Cómo dices?” Me inclino sobre el papel, con curiosidad y desconcierto y leo: “MIÉRCOLES”. En seguida me reconozco culpable de haberle causado dicha confusión el día que decidí sustituir otra palabra peor sonante y de igual comienzo que el tercer día de la semana pero me trago la risa y respondo, con total naturalidad: “Sí, hijo, aquí se refiere al día de la semana”.
Pedro: “Eres tan lista que te subiría el sueldo, mamá”.
Ahora sí que me ha matado. Me río abiertamente y pienso que eso sí que sería fácil pero respondo:
“Venga, deja de hablar, que si terminas pronto, te dejaré amasar un poco”…

hot cross buns

hot cross buns

hot cross buns

hot cross buns

hot cross buns

INGREDIENTE para los bollitos:
-350 gr de harina de fuerza
-100 gr de harina integral
-100 gr de uvas pasas
-50 gr de mantequilla a temperatura ambiente
-50 gr de azúcar
-10 gr de levadura seca de panadero
-200 ml de leche
-2 huevos
-1 1/2 cucharadita de canela
-1 cucharadita de sal

INGREDIENTES para las cruces:
-5 cucharadas de harina
-5 cucharadas de agua

INGREDIENTES para el glaseado:
-4 cucharadas de leche
-2 cucharadas de azúcar

-Mezclamos las harinas con la mantequilla con las manos y se formarán una especie de migas.
-Añadimos el azúcar, la levadura, la leche, los huevos, la canela y la sal y amasamos durante varios minutos hasta obtener una masa lisa y brillante (al principio será una masa pegajosa que nos costará amasar; si nos hubiese quedado muy pegajosa, podríamos añadir un poco más de harina).
-Dejamos levar hasta que doble su volumen (alrededor de 1 1/2 h).
-Formamos bollitos de unos 70 gr cada uno y dejamos levar unos 45 minutos.
-Mezclamos la harina con el agua; metemos la mezcla en una manga pastelera y formamos unas cruces sobre los bollitos. (En realidad esto no les aporta ningún sabor extra pero quedan vistosos y forman parte de una tradición).
-Horneamos unos 15 minutos o hasta que estén doraditos.
-Calentamos la leche y el azúcar para el glaseado.
-Cuando todavía estén calientes, se pincelan con la glasa y se dejan enfriar.
-Estos bollitos aguantan durante un día pero congelan de maravilla y si al final del día se hubiesen endurecido un poco, les damos un toque de muy pocos segundos en el microondas y volverán a estar tiernos para consumir inmediatamente.
-Si queréis un paso-a-paso de esta receta, os recomiendo que miréis aquí, que está magnificamente explicado por la encantadora Sandra de Apfelstrudel Kuchen.

El resultado son unos bollitos aromáticos, esponjosos aunque contundentes cuya cruz es simplemente el vestigio de una tradición en el mundo anglosajón. (Estos bollitos solían hacerse el Viernes Santo). Espero que os gusten. ¡Que paséis una muy feliz semana!!!

N.B- #CuandoALaInspiraciónLeDaPorEsconderse
#TirandoDeAnécdotasDomésticas

hot cross buns

6 comments

  1. Susana says:

    Lo que me acabo de reír imaginándome las escenas infantiles, y es que no pueden ser más graciosos!! Deberíamos congelarlos!! Y la receta la usaré seguro!! Muchos besos para todos!!!

Deja un comentario


*