Bizcocho de canela, naranja y nueces

bizcocho de canela, naranja y nuecesCuando tienes hijos empiezas a vivir la Navidad exactamente un segundo después del primer anuncio navideño de El Corte Inglés, oséase una eternidad antes de la Navidad… Y no los culpo (a mis retoños, no a los centros comerciales); juguetes por todas partes, esas tabletas de turrón de chocolate y arroz inflado que “no les gusta nada” en primera linea en los supermercados, lucecitas hipnotizadoras y bolas deslumbrantes por donde quiera que vayas… de tal manera que cuando llegue la Navidad:
-El árbol llevará montado un mes.
-Habremos comido varias decenas de tabletas de turrón y demás dulces hiper-mega calóricos.
-Habremos tenido que reponer algunas bolas del árbol (claro que sólo a mí se me ocurre colgar bolas de chocolate y galletas de jengibre).
-Habremos decapitado (aclaro que accidentalmente) varias figuras del Nacimiento (hasta la fecha llevamos dos bajas y todo parece indicar que serán más).
-Con un poco de suerte habremos salvado la única bola de nieve de cristal que nos queda (la penúltima se les rompió hace dos navidades).
-Habré reproducido el cuento de la lechera unas cuantas veces (tantas como participaciones de lotería haya compartido con amigos) y posteriormente brindaré porque a pesar de no haberme tocado, seguiré teniendo salud (¡eso espero!).
-Los niños habrán cambiado tantas veces el contenido de sus cartas a los RRMM, que me veré obligada a “guiarlos un poquito” (como os comenté una vez aquí).
-A pesar de ser fiel a los RRMM, habré lucido mi diadema de cuernos de reno en alguna juerguecilla prenavideña.
-Habré tarareado “All I Want for Christmas is You” en algún momento del día durante todos los días del último mes.
-Me habría emocionado con la clásica actuación de Navidad de mis hijos si su colegio no la hubiese sustituído por una macro sesión de zumba.
-A pesar de haber empezado la pre-Navidad con tanto tiempo de antelación, habré dejado mis compras navideñas para última hora y…
-Habré horneado galletas y bizcochos especiados como éste, hecho en el molde Kugelhopf de la maravillosa tienda Claudia & Julia.

bizcocho de canela, naranja y nueces

bizcocho de canela, naranja y nueces

bizcocho de canela, naranja y nueces

bizcocho de canela, naranja y nueces

bizcocho de canela, naranja y nueces

INGREDIENTES para el bizcocho:
-540 gr de harina
-2 cucharaditas de levadura Royal
-Una pizca de sal
-2 cucharadas de canela
-Una tacita de nueces picadas
-Un puñado de trocitos de naranja confitada
-4 huevos
-250 gr de azúcar moreno
-200 ml de miel clarita
-250 gr de mantequilla
-200 ml de nata para montar
-300 ml de leche

-Mezclamos la harina, la levadura, la canela y la sal. Reservamos.
-Batimos los huevos con el azúcar durante unos minutos.
-Derretimos la mantequilla y la mezclamos con la leche y la nata.
-Mezclamos los ingredientes secos con los líquidos.
-Añadimos las nueces y los trocitos de naranja confitada.
-Horneamos (horno precalentado a 175 grados) durante 60 minutos aprox. (Estaremos pendientes de comprobar a partir de los 50 minutos de cocción).
-Éstas son unas cantidades muy grandes, con las que he hecho un bizcocho y magdalenas).
-Receta adaptada de este otro bundt cake.

INGREDIENTES para la naranja confitada:
-1 naranja
-400 gr de azúcar
-200 ml de azúcar

-Cortamos la naranja (preferiblemente ecológica) en rodajas.
-Ponemos el agua y el azúcar en un cazo a fuego lento e introducimos las rodajas de naranja.
-Las dejamos confitar entre 1- 1 y 1/2 hora.

El resultado es un bizcocho tremendamente oloroso/sabroso, con olor y sabor a Navidad. ¡Espero que os guste y deseo que sigáis disfrutando la pre-Navidad! ¡Feliz semana!!!

bizcocho de canela, naranja y nueces

4 comments

  1. Noelia says:

    Hola Marta, me encanta como está transcurriendo tu pre- Navidad, es muy parecida, o eso supongo, a las de cientos de hogares, como por ejemplo el mío.
    Yo no tengo niños que acaben con el árbol antes de tiempo ni toquen más de la cuenta el Belén y este acabe con algunos personajes con miembros amputados, pero si tengo un niño grande, muy grande, que busca la tableta de turrón hasta debajo del sofá, que cambia las guirnaldas de la puerta todas las semanas para imitar alguna decoración que vió de camino al trabajo y que le gusta más que la nuestra.
    La prenavidad y sus citas son casi tan fantásticas como la Navidad en sí, por lo que lo mejor es disfrutarlas muchísimo, y si es con una receta como la de este bizcocho mejor que mejor. El corte es muy apetecible, y el molde muy bonito, además con las naranjas confitadas caseras… un bocado irresistible! Besitos

  2. Miriam says:

    Hola, me encantan las fotos!!!!
    Una pregunta, cuanto es de agua y cuanto de azucar para confitar las naranjas? Imagino que 400 d azucar y 200 de agua,no?

Deja un comentario


*