Éclairs rellenos de dulce de leche y bañados de chocolate

éclairs No sé si a alguien le ocurrirá lo mismo que a mí o si seré un islote en medio del mar… El caso es que mis actividades se dividen entre las que puedo llevar a cabo cuando estoy nerviosa (o enfadada) y las que bajo ningún concepto y de ninguna de las maneras debo hacer JAMÁS. Me temo que os las voy a contar…
Empezaré por las primeras, que son menos:
-Limpieza de la casa; no sé por qué pero es recibir una mala noticia (o enfadarme) e ipso facto empezar a limpiar, y cuanto mayores son mis nervios (o enfado), con mayor desenfreno limpio yo… lo cual en un número razonable de veces al mes, siempre y cuando no haya vajillas ni objetos delicados por medio, mi casa agradecerá.
-Jardín; una de mis aficiones y de las pocas actividades capaces de apaciguar mis nervios y malos humos… eso sí, intentando evitar siempre la poda minuciosa que pueda resultar irreversible.
En cuanto a las actividades que no puedo/debo hacer si los nervios o la ira se apoderan de mí son, probablemente entre otras muchas cosas:
-Conducir y cocinar; creo que con motivo de unas galletas de avena os lo conté aquí.
-Fotografiar, escribir o cualquier tipo de actividad que requiera concentración, paciencia, sensibilidad o creatividad… por lo que a mí respecta, y en el estado del que hablamos, esa clavija de mi cerebro está desconectada.
Pero si hay algo que NUNCA JAMÁS EVER podré manejar bien si no estoy en un óptimo estado de paz conmigo misma, es la manga pastelera… ese artilugio enemigo de las manos temblorosas y de los trazos hechos sin decisión… Por eso estos éclairs de Pierre Hermé, fáciles de elaborar siguiendo todos los pasos, me salieron bien… la segunda vez.

INGREDIENTES para la masa:
-125 ml de leche entera
-125 ml de agua
-115 gr de mantequilla (cortada en 8 trozos)
-1/4 cucharadita de azúcar
-1/4 cucharadita de sal
-140 gr de harina
-5 huevos (o quizás un poco menos)

-Forramos 2 bandejas de horno con papel.
-Ponemos la rejilla en la parte de abajo del horno y lo precalentamos a 200 grados. Además, ponemos un cacharrito con agua en una esquina (al fondo) del horno.
-En un cazo mezclamos la leche, el agua, la mantequilla, el azúcar y la sal y llevamos a ebullición.
-Echamos la harina de golpe, reducimos a fuego medio y revolvemos enérgicamente (preferiblemente con una cuchara de madera) durante unos 2 minutos. En ese punto, la masa será una masa fina.
-Pasamos la masa a un bol y vamos añadiendo los huevos, de uno en uno. Tras el primer huevo, veremos que la masa parece separarse pero poco a poco irá ligando de nuevo. Este paso podemos hacerlo a mano, con una cuchara de madera, de manera enérgica. (Si batimos ligeramente los huevos, podremos ver que quizás la masa nos “pida” un poco menos de los 5 huevos).
-Introducimos la masa en una manga pastelera, utilizando una boquilla redonda de 1 1/2 cm o cortando el extremo de la manga pastelera (si es desechable) y hacemos cilindros de unos 10 cm de largo, dejando una separación de unos 5 cm entre ellos.
-Bajamos la temperatura del horno a 190 grados, retiramos el cacharrito de agua y horneamos durante 18-20 minutos.
-Transcurrido ese tiempo, pinchamos los éclairs con un palillo (para dejar escapar la humedad que puedan tener dentro) y horneamos otros 5 minutos más, hasta que los éclairs estén bien dorados y firmes al tacto.
-Apagamos el horno y dejamos los éclairs otros 5 minutos más con la puerta del horno entreabierta.
-Si no podemos poner las dos bandejas de horno a la vez, la segunda bandeja la tendremos en la nevera, a la espera de ser horneada.

GLASA DE CHOCOLATE:
-125 gr de azúcar
-125 ml de nata líquida
-125 gr de chocolate negro para fundir

-Ponemos el azúcar y la nata en un cazo a fuego lento.
-Cuando la nata empiece a hervir, retiramos el cazo del fuego y añadimos el chocolate, que se fundirá y se integrará con los otros ingredientes.
-Rellenamos los éclairs, en este caso con dulce de leche, y los bañamos con la glasa de chocolate, sumergiendo la parte de arriba en la glasa.

El resultado, unos de mis pastelitos favoritos… la versatilidad hecha pastel, que se deja acompañar muy bien con el dulce de leche y el chocolate… por ejemplo. Con ellos os dejo y… ¡que paséis una muy buena semana!!!

éclairs

36 comments

  1. Ángela says:

    Impecables!!! Los éclairs, y la combinación que últimamente presentas de fotografías bucólicas entre las de tu receta. Me encantan, como siempre. Ah, y una gran verdad cuando uno está enfadado como que no piensa, o digamos que las manos van más deprisa de lo que debieran y pasa lo que pasa. Ya ves, que de ser un islote nada. A mi también me pasa. Un besito y nada de enfados y sí muchas alegrías durante la semana!!!

    • martaestevezansede says:

      ¡Muchas gracias, Ángela!!! ¡Eres única subiendo los ánimos!!
      ¡Todas las alegrías para tí también!!
      Un besito.

  2. moniegcenteno says:

    Ja,ja, me parto, precisamente el viernes que me pillé un rebote que no veas me puse a limpiar como una loca, hasta los cristales y todo!! Me encanta la pasta choux. Lo de la manga no se me da tan mal, pero lo de limpiar cuando me enfado lo has clavado. Feliz semana! Un beso

    • martaestevezansede says:

      ¡Qué bueno, Monie!! Es curioso que a veces pienso: “seguro que esto sólo me pasa a mí”… Y me doy cuenta de que no, cuando me escribís contándome: “a mí me ocurre lo mismo”!! Seguro que aunque en el momento no te hizo ninguna gracia, ahora estás encantada viendo cómo brillan tus cristales jaja.
      Un besito.

  3. Julia y sus recetas. says:

    Estos dulces son una delicia, y rellenos de dulce de leche, ni te cuento!!! Muy ricos.!! Bs.
    Julia y sus recetas.

  4. imlostincupcakes says:

    A mi me pasa igual, me pongo a limpiar como una posesa!! Y de hecho es “terapéutico” jajajaja. Con la manga pastelera también lo mismo, tengo que estar yo tranquila y todo a mi alrededor :D

    La receta, riquísima, es una de mis pendientes ^^

    • martaestevezansede says:

      ¡Muchas gracias!! Me imagino que lo de la manga pastelera se soluciona con práctica pero fíjate que no es lo que más utilizo yo…
      Un besito.

      • imlostincupcakes says:

        La práctica siempre viene bien, yo me noto diferencia a cuando empecé a usarla, pero creo que depende mucho la zona de trabajo donde la uses (al menos yo noto la diferencia… Debe ser porque me siento mas cómoda) yo tampoco la uso mucho.

  5. Cakes para ti says:

    ¡¡Hola Marta!! Bueno, a veces es necesario sacar los nervios, después una se siente más relajada, ja, ja.
    Hoy nos traes una receta exquisita, con un relleno riquísimo. Lo de la manga pastelera supongo, que como todo, será práctica. Yo tampoco soy un as de la manga, pero reconozco que ya voy un poco mejor, a fuerza de usarla. De todas formas, viendo las fotos, nadie diría que te peleas con ella. Besitos.

    • martaestevezansede says:

      ¡Muchas gracias, Isabel!! La primera vez, quizás porque la masa también me salió un poco más líquida (por eso digo lo de menos de 5 huevos), las formas de los éclairs dejaban bastante que desear… No hay duda, ¡tengo que practicar!!
      Un besito.

  6. Mary says:

    Te quedaron maratavillosos y vaya relleno,mmm… Pura tentación para mí, que soy totalmente fan de la pasta choux…Rendida a los pies de estos eclairs!!!

  7. Elena Perez says:

    Jeje, coincido contigo en la relación Enfado=limpieza, jajaja. Se puede sacar brillo con mucha velocidad :).Que rica la receta, que desconsuelo, y las fotografías preciosas, que tengas buena semana :)

  8. gemma says:

    Veo que ya no soy la única que se pone a limpiar tras un enfado, jajaja. Tienes mucha razón, hay cosas que no podemos hacer con nervios, ni mosqueos, pero desde luego, a tí no se te ha notado nada con estos éclairs, te han quedado deliciosos y bien bonitas las fotos. Un besin guapa.

  9. Virginia Martín Orive says:

    Buenos tardes ya, Martita¡¡.

    Si te soy sincera los eclairs no son precisamente los pastelillos de mi vida. De hecho son de esos pastelitos de los que cuando entraba una bandeja de pastelillos en casa, tan común por cierto en las sobremesas de domingo en alguna época (ahora han sido practicamente sustituidos por otra dulcería mas cosmopolita) los eclairs, o relámpagos que era como los llamabamos en casa, quedaban siempre solos, abandonados en la bandeja, una vez una oleada de manos había elegido. Me daban hasta pena, porque no decirlo,ellos allí solos con su relleno de crema y su cobertura de chocolate,nadie había osado siquiera miralos, dudar en la elección ¿cual cojo?… Pero aun así me he acercado a leerte y ver tus fotos, y son muchoooo mass ricos con ese relleno de dulce de leche.. y es que además sabía que como todos los lunes no me ibas a defraudar y encontraría una historia bonita que…. no hago sino compartir.

    ¿Por qué demonios siempre que nos ponemos nerviosas ordenamos, limpiamos….? Bss preciosa y buen fin de semana.

    Virginia “sweet and sour”

    • martaestevezansede says:

      ¡Muchas gracias, Virginia, por “acompañarme” y por compartir!! Tus comentarios nunca me dejan indiferente porque no eres persona de halagar por halagar, ¿a que no?? Bueno, así que no te gustan los éclairs, ¿eh? Pues fíjate que a mí me ocurría exactamente lo contrario que a tí; cuando venían esas bandejas de pastelitos a casa, mis hermanas y yo nos lanzábamos a por éstos de pasta choux (y a por las cañitas de hojaldre) y por nosotras, ya se podían llevar la bandeja con el resto…
      Eso digo yo… ¿por qué nos dará por la limpieza y no por algo más divertido?? Bueno, quizás porque para hacer algo divertido hay que estar de humor…
      Un besito grande.

  10. Kichi says:

    Mnmmm!!, qué buena pinta tienen, me encantan estos pastelitos y a juzgar por las fotos, bien valió la pena dos intentos para conseguir este resultado. Y me encantan las fotos que acompañan la receta que ambientan un día perfecto para quedarse en casa, encender el horno y ponerse con las manos en la masa.
    Besitos

  11. laboticariadesquiciada says:

    Ya ves que somos legión las que limpiamos con más frenesí cuando estamos cabreadas… A mí me pasa sobre todo cuando voy refunfuñando porque no me ayudan a hacer las cosas, las hago con más ímpetu, y si entonces van y me dicen “venga, que ya lo hago yo”, entonces todavía me doy más prisa, jajaja.
    Los éclairs, una delicia. La manga pastelera, nuestra bestia negra aún, jajaja.
    Un besico.

    • martaestevezansede says:

      ¡Muchas gracias, María José!! Pues sí, veo que he pasado de “islote” a “archipiélago”…
      Afortunadamente no pasa muy a menudo… ¿no??
      Un besito.

  12. Laurel y Menta says:

    Nos hemos reído mucho Marta, creo que, como vas viendo, no eres la única. Pero yo, en concreto, cuando “me reboto” no sólo limpio “a toda mecha”, y ordeno, y abrillanto, y, y, y, y…… Noooooo: soy capaz, si me pilla en el momento en que estoy haciendo un crucigrama o cualquier otro pasatiempo o juego, de acabarlo ipso-facto. Con el correspondiente asombro y pregunta: pero, cómo no he sido capaz de solucionar ésto que es tan fácil???? No sé, debo tener un baile de neuronas extraño en el “coco”, ja, ja, ja…..
    Los “relámpagos”, deliciosos: nos gustan con todo tipo de rellenos, pero con dulce de leche y chocolate encima, ya son palabras mayores….
    Un besiño.

    • martaestevezansede says:

      ¡Muchas gracias, chicas!! Me alegra que os guste mi receta pero todavía me alegra más que os hayáis reído!!! Visto lo visto, creo que ya estamos preparadas para que nos haga precio de grupo… el psiquiatra!!!
      Un besito grande.

  13. María says:

    Hola Marta!
    Me traigo hoy un mareo de blogs que ya ni sé cómo he aterrizado en el tuyo, pero cuánto me alegro de haberlo hecho!!!
    Interesantes tus historias, ricas tus recetas y muy muy originales y diferentes tus fotos… Es mi gran asignatura pendiente y por eso admiro particularmente las fotos de todas las blogueras-fotógrafas, pero las tuyas no se parecen a nada de lo que haya visto hasta ahora! Ese toque rústico y “al aire libre” me ha fascinado.
    Y cómo me he reído con la legión de blogueras que ha salido diciendo que también limpia cuando se enfada, jajajaja!!! A mi la verdad es que no me gusta nunca limpiar. Lo hago porque me gustan las cosas limpias y ordenadas, pero vamos, limpiar no me apetece nunca, al revés que cocina que me apetece siempre! :)
    Tus éclairs, maravillosos. Hice hace un tiempo unos choux al caramelo y no hay nada como la pâte à choux casera!!
    No te invito a mi blog porque me da vergüenza que veas mis fotos jajajaja!
    Un beso y aquí me quedo siguiéndote…

    • martaestevezansede says:

      ¡Hola, María!! No sabes la ilusión que me ha hecho tu comentario!! La verdad es que de momento no me puedo llamar a mí misma “fotógrafa”… aunque desde que tengo este blog me siento fascinada por el mundo de la fotografía y a la espera de una cámara mejor, hago lo que puedo, intentando imprimir mi propio estilo. ¡Me alegra que te guste!!!
      ¿Cómo es eso de que te avergüenzas de tu blog?? ¡No lo hagas!! Ahora mismo voy a echarle un vistazo.
      Un besito.

Deja un comentario


*