Galletas grabadas (de La Receta de la Felicidad) con una pátina de caramelo y cointreau

galletas grabadasTengo una teoría nada científica: creo que hay una relación directa entre el horno y la hospitalidad de una casa…
A mí me gustan las casas hospitalarias, con “espíritu” (que no espíritus), las casas que huelen a galletas, bizcochos o empanadas recién hechas y en las que siempre hay una mamma con delantal, dispuesta a preparar algo para aquél que pase y se quede un rato; me gustan tanto, de hecho, que aspiro a que la mía, con el tiempo, llegue a ganarse la categoría de “casa con espíritu”; quizás por eso me empeño siempre en tener el horno encendido…
Pero si hay algo divertido que hacer con un horno, son galletas; el making of es entretenido, la casa se impregna de un envolvente olor especial y cuando ya las tienes, no sabes por qué, sientes la necesidad de compartirlas o regalarlas; creo que por eso (ahí va otra teoría no científica y no contrastada) debió de empezar la tradición de regalar galletas en Navidad… pero puestos a regalar galletas en Navidad, que éstas sean bonitas, ¿no? Y aquí llego por fin a donde quería llegar… y es que pocas galletas hay tan bonitas, en mi humilde opinión, como las galletas grabadas del fantástico blog La Receta de la Felicidad (que ya hice el año pasado y creo que haré todos los años); me gustan porque el “molde” es único así que las galletas también son únicas, no llevan demasiado artificio, son sencillas a la vez que historiadas y todo eso sin dejar de estar ricas… ¿a que tiene mérito?

INGREDIENTES para la masa:
-400 gr de harina normal
-125 gr de azúcar glas
-200 gr de mantequilla
-1 huevo
-1 pizca de sal

INGREDIENTES para la “pátina”:
-1/2 cucharadita de pasta de caramelo
-2 cucharadas de cointreau (o cualquier otro licor)

-Mezclamos todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea (Tmx- 30 segundos, velocidad 6).
-Formamos una bola y la dividimos en tres partes.
-Con un rodillo estiramos la masa entre dos papeles de horno.
-Retiramos el papel superior y grabamos con el objeto elegido (paño de ganchillo, platito labrado, rodillo con relieve, sello…) presionando con cuidado para que quede bien marcado.
-Metemos las láminas de masa unos minutos en el congelador.
-Cortamos con el cortapastas y lo llevamos 15 minutos más al congelador.
-Horneamos (horno precalentado a 170 grados) hasta que empiecen adquirir un ligero tono tostado por los bordes.
-Dejamos reposar unos 5 minutos hasta que se endurezcan.
-Una vez estén frías, las “envejecemos” con una “pátina” de pasta de caramelo y cointreau.
-Mezclamos la pasta de caramelo y el cointreau hasta que quede totalmente diluido.
-Con un pincel finito aplicamos el “tinte”, siguiendo los dibujos del relieve, para que queden más marcados. Si, como a mí, os gusta la restauración de muebles, deciros que este tinte comestible hace las veces de betún de judea… y dependiendo de lo diluido que esté, podremos obtener desde un tono dorado hasta un marrón oscuro…
-El resultado son unas galletas de mantequilla bonitas y únicas…

Por cierto, sí que hay algo más divertido que hacer galletas: hacer galletas acompañado… y el sábado tuve la compañía de unos maravillosos locos bajitos, amiguitos de Pedro, totalmente entregados a la tarea de hacer galletas de Navidad… ¡unos auténticos artistas y una tarde muy especial!
¡Que tengáis una muy feliz semana!!!

galletas grabadas
-

30 comments

  1. Virginia says:

    Pues yo apuesto a que tu casa ya se ha convertido en una casa “con espíritu”¡¡¡ La pena que no puedo comprobarlo en persona para añadirla a mi libro de casas con espíritu personal. Además con seccion de restauración que me apasiona¡¡¡ ¿Se puede pedir mas?

    Las galletas te han quedado preciosas. Por cierto ¿que es el artilugio que utilizas para grabar? me parece sencillamente precioso. Bss

    Virginia “sweet and sour”

    • martaestevezansede says:

      ¡Gracias, Virginia!! Bueno, como casi todo tiene arreglo, lo de comprobarlo en persona, también…
      En cuanto al “artilugio”, es un platito de plata labrado que aparece semiescondido en el collage de fotos; tiene exactamente la forma de estas galletas; ahora que lo dices, creo que debería haberlo mostrado más para que se pudiese comparar…
      Un besito.

  2. Merchi says:

    El espirítu tengo yo por los suelos ahora al ver esta preciosidad de galletas y no poder probar tan siquiera una. Están divinas hija, que cosa más bonita y elegante. Me han encantado.

    Biquiños

  3. Boticariadesquiciada says:

    ¡Qué buena idea lo del tapetito de ganchillo para hacer el relieve! Nunca se me hubiera ocurrido.
    Oye, ¿qué es eso de tener el horno encendido todo el día??? Es que tienes acciones de Iberdrola ¿o qué? A mí también me gustaría, con el gustito que da cuando huele a galletassssss, pero cuando llega el recibo de la luz, ¡tiemblo!! jajaja.
    Feliz Navidad!!!

    • martaestevezansede says:

      Bueno, ¡es que a mí me gusta la exageración más que a un andaluz, María José!! Pobre de mí si tuviese el horno encendido todo el día, con lo que consume! ¡Aunque sí es verdad que en esta época lo enciendo muchísimo!!!
      ¡Gracias!! Un besito.

  4. Mary says:

    Te quedaron preciosas, me encantan!!! Son unas galletas muy conocidas en los países nórdicos y llaman mucho la atención. Utilizando como molde un tapete de ganchillo o la base de una copa de cristal tallado se pueden hacer estas maravillas en poco más de una hora. Son tan monas para regalar por estas fechas además, que las veo ideales, perfectas!!!

    • martaestevezansede says:

      ¡Gracias, Mary!! No sabía yo que fuese algo típico de los países nórdicos; si es que es bien cierto eso de que “nunca te acostarás sin saber una cosa más”…
      Un besito.

  5. Sra Bicho says:

    Marta son preciosas y me rechifla la plancha!!! Seguro que tu casa tiene espírutu más que familiar, me ha hecho mucha gracia lo del delantal porque yo me paso todo el día con el delantal puesto, no puedo cocinar sin él,jajaja un besazo!!

  6. Laurel y Menta says:

    Creo que estamos de acuerdo con tu teoría “pseudocientífica”.Y es maravilloso encontrarse a lo largo y ancho de la vida con casas y personas como las que tú describes. En mi caso, (y no es por fardar) tengo la inmensa suerte de tener muy cerca (no físicamente, porque vive en Galicia, como no…) una casa y una mamma de ese tipo: se trata de una tía maravillosa, hermana de mi madre; es lo más tierno, acogedor y cariñoso que conozco. Y su casa, idem de idem. Y efectivamente, chimenea, en este caso, encendida, aromas dulces (y no tan dulces, es la reina de los guisos…) que impregnan la cocina… En fin, una delicia.
    Estamos seguras de que tu casa está incluida dentro de esa lista desde ya…, no hace falta más que visitar tu blog..
    En cuanto a las galletas sí que son una monada: ya las conocíamos del blog de Sandra. Y la verdad es que son una exquisitez: por la decoración y, seguro, por el sabor.
    Besiños a toneladas :)

    • martaestevezansede says:

      ¡Gracias, chicas!! María, ¡cómo echo yo de menos a mi abuela, que era el equivalente a tu tía… nunca le daba pereza cocinar, cocinaba para los que fuese y lo hacía como los ángeles!!! Por eso creo que me encantan esas casas y esas personas acogedoras… Ojalá un día podamos disfrutar de una comida en casa juntas…
      Un besito muy grande.

  7. cristina janeiro says:

    Además de las galletas tan bonitas y complicadas como éstas, se te da estupendo cocinar buenos momentos. Quizá sea un horno interior que te lleva a rodearte de duendecillos navideños embadurnados de harina y colores, con papás incluidos!. Gracias por una tarde maravillosa en una casa con muchísimo espíritu y arte!.

    • martaestevezansede says:

      ¡Gracias a vosotros, Cris!!! Para mí fue una tarde muy especial y me alegra mucho que os lo hayáis pasado bien. ¡Tenemos que repetirlo! Yo encantada.
      Un besito grande.

  8. apfelstrudelkuchen says:

    Marta, has elaborado unas galletas que son una obra de arte!!!! Son estupendas y me encanta la receta!!!! Manda un par de ellas para aquí y me harías muy feliz!!!

    Un besito y felices fiestas guapa,
    Sandra von Cake

  9. Cakes para ti says:

    Hola Marta!!! Yo también aspiro a una cocina con espíritu,y siempre que horneo algo dulce, parece que cada vez estoy más cerca, aunque aún me queda mucho para conseguirlo!!!
    He visto varias galletas de este tipo en pinterest, pero te aseguro, que de todas, me quedo con las tuyas. Besitos.

  10. Monie says:

    Cuando uno entra en una casa y ve que la cocina “se usa” como yo digo, no sólo para adornar, a mí me da más confianza, me siento más segura. Y si el horno está encendido o huele, ni te cuento. Los que usamos el horno solemos ser gente acogedora, je,je.
    Tus galletas son preciosas, el ganchillo que tanto daño hizo en la decoración de los hogares españoles y qué buen uso se puede hacer de él. Felices Fiestas si no te leo guapa. Un besazo. Monie

    • martaestevezansede says:

      ¡Muchas gracias, Monie!! Me alegra que te hayan gustado; pues sí, una salida para todos los pañitos y objetos labrados…
      Un besito.

Deja un comentario


*