Tarta de crema de castañas y chocolate

tarta de crema de castañas y chocolateUna nunca sabe qué, de quién y dónde va a aprender algo interesante…
Recuerdo la inauguración de una exposición de pintura en la que me presentaron a un amigo de la artista, químico de profesión, que había trabajado en los laboratorios de una de las empresas farmacéuticas más conocidas; la verdad es que no sé cómo pero al poco tiempo de habernos presentado, nuestra conversación giraba en torno a la alimentación (que si “somos lo que comemos…”) y sobre lo natural (“¿es que alguien puede preferir otra cosa?”) versus lo transgénico (“¡qué aberración!”) y blablabla… Recuerdo entonces haberle preguntado por la pócima mágica para mantenerse bien… Su respuesta me pareció de lo más sorprendente:
-“Investiga de dónde proceden los vientos dominantes que llegan a tu casa; busca, en esa dirección, el panal más cercano; compra esa miel y toma una cucharada todos los días”.
-¡Ah, claaaro, la miel”!- dije yo.
-“No sólo la miel”-dijo él- “sino tu miel… la miel de tu zona”:
Y a esta conversación le siguió un interesante monólogo, demasiado largo para reproducir aquí, sobre los beneficios de volver a lo autóctono y sobre la aparición de determinados males modernos por haberles dado la espalda…
No he vuelto a ver a esa persona y ni siquiera recuerdo su cara pero aquella conversación se me quedó grabada y, cuestiones de salud aparte, a mí me gusta lo autóctono en general y lo autóctono de mi zona en particular; y precisamente uno de los productos estrella, autóctono de mi tierra, es la castaña, tanto que mucho antes de existir el marron glacé y a la espera de que Colón trajese la patata de América, la castaña salvó a generaciones enteras de mis antepasados en épocas de hambruna… pero incluso aunque no fuese un producto autóctono de mi tierra, a mí la castaña me encanta… asada, cocida, en puré, acompañando a carnes o en una tarta con chocolate… como esta receta de Gatronomía & Cía, que decidí hacer después de visitar una casa amiga llena de preciosos castaños…

INGREDIENTES:
-500 gr de crema de castañas
-3 huevos
-100 gr de chocolate para fundir
-100 gr de mantequilla
-20 gr de harina
-Azúcar glas

Se puede utilizar crema de castañas envasada pero sería un crimen que, teniendo yo castañas, recurriese a eso; así que para los que tengáis castañas y os animéis a hacer la crema:

INGREDIENTES:
-400 gr de castañas
-320 ml de leche (utilicé menos que en la receta original)
-180 gr de azúcar
-1 pizca de sal
-Anís estrellado (sustituyendo a la vainilla de la receta original)

ELABORACIÓN DE LA CREMA DE CASTAÑAS DULCE:
-Pelamos las castañas, quitándoles la piel dura marrón.
-En un cazo con abundante agua hervimos las castañas con el anís estrellado durante unos 10 minutos.
-Las escurrimos y en cuanto no nos quemen, procedemos a quitarles su segunda piel (si se enfrían del todo será muy difícil quitársela).
-En un cazo depositamos las castañas con la leche, el azúcar y la sal; lo llevamos a ebullición y cuando alcance este punto, bajamos el fuego y dejamos cocer durante unos 20 minutos.
-Trituramos todo hasta obtener una crema homogénea.

ELABORACIÓN DE LA TARTA:
-En un bol mezclamos la crema de castañas con los huevos y la harina hasta que queden todos los ingredientes bien integrados.
-Fundimos la mantequilla y le añadimos el chocolate para que se fundan juntos. Lo mezclamos con la crema de castañas y demás.
-Vertemos la mezcla en un molde (previamente engrasado) y horneamos unos 40 minutos (dependiendo del grosor).
-Dejamos enfriar antes de desmoldar.
-Espolvoreamos con azúcar glas.

La verdad es que tuve mis dudas respecto a cómo llamar a este pastel (su nombre original es “tarta”) pero si lo horneamos en un molde cuadrado bajo, parecerán brownies y si lo horneamos en un molde alto parecerá casi un pudding…en fin, ¡vosotros decidís! Lo que sí puedo deciros es que independientemente del molde donde se hornee, es un postre altamente recomendable.
Y por último, todavía tenéis dos semanas para participar en el sorteo del primer aniversario de este blog… Razón: dos entradas abajo… Como siempre, espero que os haya gustado la receta de hoy y ¡que tengáis una feliz semana!!!

tarta de crema de castañas y chocolate

27 comments

  1. moniegcenteno says:

    Qué pinta tiene!! A mi me encantan las castañas, desde que era pequeña mi madre se traía del pueblo sacos y me tenía que cortar para que no me comiera al día 10 o 15. Y lo de autóctono lo miraré, que buen consejo. Gracias por compartirlo. Un beso.
    Monie >_<

    • martaestevezansede says:

      ¡Gracias, Monie!!Sí, sé de lo que hablas… yo, a punto de salir de cuentas en el embarazo de mi primogénito, no podía parar de comer castañas… imagínate, que precisamente digestivas no son!!
      Un besito.

  2. Susana says:

    Últimamente parece que me lees el pensamiento, y es que el otro día además de traer un montón de manzanas de casa de los abuelos, también traje un montón de castañas!!!! Y no hay cosa que más me guste en otoño que la castaña, cocida, asada, en almibar, en marrón glace… Me la apunto!!!! Muchos besos.

  3. Virginia says:

    Estoy contigo lo autoctono siempre sabe mejor. Quizás porque está cogido en un punto de maduración mas optimo, porque proviene de nuestros vecinos… no se porque tiene algo mágico. Pero mira, yo no soy Gallega, y aun así, me pirrraannnnn las castaas. Es casi con seguridad mi fruto seco favorito. Ya sabes la excepción que confirma la regla. Auqnue Galicia está al avuelta de la esquina, y tambien aquí en el País Vasco, los castaños abundan.. Un pastel con un corte fantastico y con esos ingredientes no puede fallar. Bss y buena semana preciosa.

    Virginia “sweet and sour”

    • martaestevezansede says:

      ¡Por supuesto, Virginia!! Si yo digo que a mí objetivamente la castaña me requetechifla… aunque yo fuese oriunda de Laponia…
      En cuanto a lo autóctono, lo que esta persona me explicaba y resumiéndolo un poco, era que cuando una comunidad lleva mucho tiempo consumiendo productos locales, genéticamente queda un “registro”… Cuando empezamos a consumir otros productos que nuestro cuerpo todavía no “reconoce”, tenemos más posibilidades de desarrrollar alergias e intolerancias varias… Bueno, él lo explicaba mejor y con argumentos más científicos…
      Un besito.

  4. artecarracedo says:

    Por uno de tus anteriores post, que aparecian las castañas como en segundo plano, ya me esperaba una receta con ellas. Me encantan las castañas y el olor y los recuerdos que traen con ellas :)

    Tiene una pinta deliciosa, y me lo voy a apuntar porque pronto recogere castañas, y unido con chocolate ufffffff gracias!!!!

  5. María Barrada says:

    Seguro que la hago. Yo también vivo en una región llena de castaños y además me encanta la crema de castañas. Y tu tarta tiene una pinta buenísima.
    Oye ¿los 400 gr de castañas se pesan peladas o sin pelar?

    • martaestevezansede says:

      ¡Gracias, María!! Pues los 400 gr de castañas se refiere a peladas; un poco más de medio kg sin pelar.
      ¡Ya me contarás…
      Un besito.

  6. Lucía says:

    Qué otoñal todo!!, me encanta!!. Hay postres que sin probarlos sabes que te van a gustar y esto es lo que me pasa con esta tarta. Esa textura que se intuye y ese color le dan un aspecto irresistible!!, Así que a pelar castañas!!.
    Besitos

  7. Juan Hernández says:

    Hola Marta. Yo recuerdo que cuando era pequeño por Navidad nos solían traer bastantes castañas, mi madre las hacía asadas y la verdad es que duraban muy poco. Ahora creo que la producción ha bajado y tu tienes la suerte de tenerlas muy cerca. Se aprecia su tamaño y si te sobran no pongo reparos en recibir algunas, eso si no tienes inconveniente claro jj.
    Esta tarta, pastel o como quiera llamarse tiene un aspecto de estar inmejorable. Tanto que te pediría me guardas un trozo y me pongo en camino rápido. ¿Es posible? Bueno, para otra vez será.
    Saludos

    • martaestevezansede says:

      Pues sí, Juan; la verdad es que estoy rodeada de castaños; muchas fincas de amigos o familia tienen castaños y al ladito de casa, te vas a dar un paseo y vuelves con una cesta llena… En cuanto a la tarta, sólo puedo decirte que te la recomiendo.
      Un abrazo

    • martaestevezansede says:

      ¡Gracias, Paula!! La verdad es que cuando la vi, me imaginé que no me iba a decepcionar y así ha sido… ¡para los muy castañeros!! Ah! y la crema de castañas (yo hice más) para acompañar carnes… 100% recomendable!
      Un besito.

  8. mariascookery says:

    Estoy totalmente de acuerdo con tus pensamientos acerca de lo autoctono.. a veces nos atrae lo exótico y nos olvidamos lo que tenemos a los pies de nuestra calle… Higos, castañas… que más necesitamos para una receta deliciosa y auténtica? :)
    Esta tarta/puding/brownie parece sencilla y sabrosa, sin duda una buena solución para una merienda otoñal!

    un saludo! ;)

    • martaestevezansede says:

      ¡Muchas gracias!! Y ahora que hablas de higos, también me está apeteciendo hacer un postre con ellos…
      Un besito.

  9. Laurel y Menta says:

    Nos chiflan las castañas, Marta. No es mi fruto seco favorito (soy María), por delante están las nueces, las almendras…., peeeero cuando llegan me vuelven loca también. Y de todas las maneras posibles: crudas (crudas!!!!), asadas, en crema.. Recuerdo haber probado no hace mucho una crema de marrón glace. La compré expresamente para utilizar como ingrediente en algún postre, pero estaba taaaan buena que acabé comiéndola a cucharadas, así, literal…
    En fin, bienvenidas sean porque nos encantan. Y estas fotos tuyas…, ya estamos con la morriña, ja, ja…
    La tarta, deliciosa, se ve densa, potente…, qué rica.
    Un besito, preciosa.

  10. Debora Moreno says:

    Marta, qué paseos más bonitos te tienes que dar rodeada de castaños! En esta época del año están preciosos! En casa, intentamos ir cada año, por estas fechas, a recoger unas cuantas castañas! La receta, me la apunto, viendo las fotos, imposible no ponerse manos a la masa! Y sí, hay que disfrutar y saborear los productos de nuestras tierras! Son un regalo!
    Besos dulces,
    Débora

  11. Yaiza says:

    Primera receta de castañas que veo este otoño por la blogosfera y la verdad, ya las echaba de menos. Me gusta la idea que nos traes y se ve una tarta densa (como me gustan a mi) y de un color tan otoñal…
    Un beso

  12. Texy Vera says:

    Que buena pinta tiene este pastel/brownie/pudding de castañas!! Yo como bien dices, también aprovecho lo autóctono y en mi casa tengo 3 castaños enormes, que están cargaditos de erizos y este año vienen con unas castañas bien hermosas, así que en cuanto empicen a caer y ponga a mis sobrinos a recoger kilos de castañas haré esta receta sin dudarlo!!! Gracias por compartila, te invito a pasarte por mi nuevo blog, antiguamente La Cupcakeira y ahora Sugarízate

    Un beso

  13. Choni says:

    Esta la hago seguro, como a ti me encantan las castañas y todo lo que se pueda elaborar con ellas.
    Y la idea de la crema de castañas “natural” en un helado… ufff de pecado!!!
    Saluditosssssssssss

  14. Yamile Barraza says:

    Esta tarta te ha salido muy buena y concuerdo mucho en lo que comentaste sobre regresar a lo autóctono y preferir lo que crece en nuestra tierra cerca a nosotros. En Perú también tenemos castañas pero son más chiquitas y no tan abundantes como seguro es en España. Saludos.

Deja un comentario


*