Panna cotta de moras

panna cotta de morasHace un año menos una semana publicaba mi primera receta en este blog: mermelada de moras… porque hace un año por estas fechas estaba inmersa en la recogida de moras silvestres del zarzal que hay cerca de mi casa… Pues bien, un año después parece que mi vida no ha cambiado gran cosa ya que sigo en el mismo sitio y haciendo casi las mismas cosas…
Cuando hace unas semanas acudí a mi cita anual con dicho zarzal y justo antes de pasar la curva del camino que lleva al mayor supermercado de moras que he visto nunca, crucé los dedos y deseé con todas mis fuerzas que a nadie se le hubiese ocurrido desbrozar la maleza… afortunadamente para mí, los metros y metros de zarza sin dueño seguían allí y desde entonces mi joven brigada y yo acudimos dos veces por semana para volver cargados de moras… con ellas comencé la elaboración de mis primeras mermeladas y durante el proceso decidí destinar una pequeña cantidad para darle un poco de vida a la en mi opinión siempre sosa panna cotta blanca… y será porque soy hija de pintora, que pese a no haber heredado su talento, veo lienzos en blanco por todas partes y me fascinan las explosiones de color… como la de las moras, tiñéndolo todo de una gama desde el malva claro al morado más intenso.. En fin, será mejor que pase a la receta, que no sé yo si con este argumento voy a ser capaz de persuadir a alguien para que haga esta panna cotta

INGREDIENTES:
-600 ml de nata para montar
-200 ml de leche entera
-150 gr de azúcar
-Una pizca de sal
-8/9 hojas de gelatina
-400 gr de moras silvestres

-Ponemos las moras en un cazo, las trituramos y las ponemos a fuego lento junto con el azúcar hasta obtener una especie de almíbar espeso (con unos 15 minutos de cocción será suficiente). Lo pasamos por un pasapurés y reservamos.
-Hidratamos las hojas de gelatina en agua fría (durante 10 minutos).
-Ponemos la nata y la leche con la pizca de sal al fuego hasta que empiece a hervir.
-Añadimos la gelatina bien escurrida y la mezclamos hasta que se disuelva por completo.
-Añadimos la mezcla de moras y revolvemos todo hasta que quede perfectamente integrado.
-Llenamos los moldes y dejamos que cuajen en la nevera (yo los dejé de un día para otro).
-Al desmoldarlos tendremos que tener cuidado; yo llené dos moldes con la mitad de las cantidades que escribo y no tuve ningún problema pero si queréis aseguraros el desmoldado podéis utilizar moldes desechables Albal, que se pueden cortar con unas tijeras en caso de que no saliesen bien.

El resultado es una panna cotta delicada y cremosa con un claro sabor a moras y un punto ácido-frutal.

Ahora sí… sólo falta una semana para el primer aniversario de este blog… en unos días lo celebraremos juntos pero hasta entonces… ¡que tengáis una feliz semana!!!

panna cotta de moras

29 comments

  1. UanPound says:

    En primer lugar, felicidades por ese cumple-blog! :D No todo el mundo sabe lo difícil que es ser constante y mantener un ritmo de publicaciones. Así que mi más sincera enhorabuena!
    De la panna cotta, sólo añadir que soy muy fan y me chifla en todas sus versiones. Blanca, morada o colorada! jajajaja Así que esta me la apunto!
    Muchas gracias por compartir

  2. artecarracedo says:

    Lo primero , mis felicitaciones por tu primer añito, opino lo mismo que UanPound, es muy complicado ser constante y mantener publicaciones periódicas y mas de la calidad de fotografía y de recetas que nos tienes acostumbrados.

    Nunca he hehco una panna cotta a ver si me pongo un día de estos, me han entrado unas ganas enormes al ver la pintaza de la tuya

    Besos!

  3. Ángela says:

    Siéntete artista, porque tus fotos de hoy si que tienen algo de pintora. La receta como siempre, despertando ganas de intentarla. Y por lo del aniversario, esperando ya que llegue la semana que viene y nos cuentes!! Por cierto, el zarzal, un lugar precioso a juzgar por la foto. Besitos y feliz semana para ti también!!

    • martaestevezansede says:

      ¡Muchas gracias, Ángela… aunque me temo que como pintora no podría ganarme la vida!!
      En cuanto al paisaje del lugar donde vivo… ¡es PRECIOSO!… tengo esa suerte…
      ¡Ya falta menos para el aniversario… pronto lo verás!!
      Un besito.

  4. María = Kika says:

    Estoy de acuerdo con Angela, las fotos de hoy además de ser preciosas tienen mucho de pintura.
    Confieso que lo primero que hago al llegar el mensaje de tu blog es ver las fotos, me encantan, después disfruto de lo que nos cuentas.
    Hoy como siempre primero miré las fotos y lo primero que pense fue; ¡¡¡ Es bien hija de su madre!!!
    Nunca hice panna cota y después de compartirla con nosotros, me voy a animar.
    Ya falta menos para el aniversario, ¡Qué nervios! y !Qué ganas!
    Un besito.

    • martaestevezansede says:

      ¡Gracias, Kikiña… aunque ya me gustaría haber heredado el talento de mi madre!!!
      En cuanto al aniversario del blog… ¡sólo tienes que estar atenta!!
      Un besote grande.

  5. Virginia says:

    Envidia cochina me das. Mira que yo veo los zarzales con sus mora aun verdes, y sueño con ellas cuando paso por los caminos cerca de casa, pero en muchas ocasiones, el aldeano ha desbrozado el zarzal. Vamos que todo el verano a lo mejor pinchandote al pasar por allí, y cuando por fin las moras se ponen regordetas y oscuras, nos lo corta.

    En cualquier caso me imagino que no sería nada parecido a “tu zarzal supermercado” porque aquí con una pasadita se acabó la cosa.

    Una receta de seguro bien rica. Bss

    Virginia “sweet and sourÇ”

    • martaestevezansede says:

      ¡Gracias, Virginia!! La verdad es que tengo suerte; toda mi vida he cogido moras pero nunca unas moras tan buenas como las de este zarzal… y me temo que cualquier día desaparezca… ya sabes, ley de Murphy, como dices tú… basta para que estén en su punto para que a alguien le dé por desbrozar…
      Un besito.

  6. Monie says:

    Hace poco que te descubrí pero espero acompañarte por muchos años. Ya te felicitaré como es debido la semana que viene. Je,je. Y la receta genial porque tengo moras congeladas que cogí y a mi marido le encanta la pannacotta de cualquier forma. Ya te contaré. Saludos y preciosa la entrada. >_<

  7. Susana says:

    Me encanta la receta y además parece fácil, me la apunto! “Tu” zarzal es un sitio precioso, a nosotros también nos encanta.
    Muchos besos!!

  8. Yaiza says:

    mmmmmm….que receta más ideal y que moras más apetecibles. Suerte que las tengas casi a mano porque yo o las compro congeladas o nada. Estaré atenta para felicitarte por tu cumpleblog y veo que más o menos empezamos a la misma vez!
    Un beso

  9. Laurel y Menta says:

    Qué suerte tienes Marta: vivir donde vives sí que es un lujo, con las moras a la puerta de casa, como quien dice…No lo pregones mucho, no vaya a ser que desbrocen todo y te quedes sin ellas…
    No sé por qué, pero siempre que leemos tus posts, me entra una morriña feroz; me pongo muy emotiva y sieeeeempre me acuerdo de mis veranos gallegos… Y, en este caso, de mis veranos con moras!!! a las que siempre asocio con la infancia en el campo gallego (sólo en verano, desafortunadamente).
    Bueno, a lo que vamos: la pannacotta se ve deliciosa. Nosotras publicaremos una blanca que seguramente te gustará…
    Ah!, las fotos preciosas, y sí, muy “pictóricas”.
    Biquiños, preciosa.

    • martaestevezansede says:

      ¡Ay, la morriña, María!!! Cómo somos los gallegos, ¿verdad?? En todo caso, me alegro de que mis historietas te traigan buenos recuerdos…
      ¡Gracias, chicas! Estaré atenta a vuestra panna cotta y me gustará…¡seguro!!!
      Un biquiño.

  10. María José - Honey and Figs says:

    ¡Qué ganas tengo de probar una panacotta! Aunque va a ser imposible hacerla con moras, pero seguro que con frutos del bosque congelados estará buena, aunque ni por asomo como la tuya.
    Las fotos son preciosas. A ver su cuando nosotras llevemos un año como tú, tenemos la mitad de arte para hacerlas.
    Un abrazo.

  11. Apfelstrudelkuchen says:

    Ohhhhhh, me encanta tu versión de la panna cotta con moras!!!! Que rico!!!!

    Las moras, que grandes recuerdos me traen las moras cuando de pequeña las iba a coger con mi hermano para después hacer batidos!!!!

    Un besito Marta,
    Sandra von Cake

  12. Juan Hernández says:

    Hola Marta. Con ese argumento y sin él a mí me persuades sin esfuerzo de preparar esta pannacotta. La única dificultad estriba en que no tengo la suerte que tu tienes de tener tan cerca esa zarza bien provista de sus frutos. Te pediría, si no es mucha molestia jj, que me envíes un par de kilos ya que veo moras no te van a faltar jj y a mí no me sobran.
    Me encanta este postre y tienes razón al decir que solo es un tanto sosa pero ello no quita para que me guste a rabiar y si es con esa fruta que no me cansaría de comer el resultado tiene que ser algo extraordinario. La boca se me ha hecho agua.
    Ya falta menos para tu cumpleblog, así que aprovecho para felicitarte y al mismo tiempo darte las gracias por tan estupendas y deliciosas recetas.
    Espero que nos sigamos viendo en tus sucesivos cumples jj.
    Saludos

Deja un comentario


*