Natillas (con mini-tortitas de chocolate)

natillas con mini-tortitas de chocolate¿Sabéis cómo suena el zumbido de una abeja? ¿Sabéis cómo suena cuando ésta pulula cerca de tu oreja? ¿Y cuando el zumbido se repite??? Bueno, pues yo tengo “mi abeja” particular, y su particular zumbido desde que nos casamos y vivimos juntos ha sido: “¿Cuándo vas a hacer natillas?” Mi respuesta, hasta ahora, siempre había sido: “cualquier día de éstos, cariño”…
Sinceramente no sé por qué he ignorado su petición durante estos años pero la verdad es que lo hice… así que de cuando en cuando mi abeja seguía preguntando: “¿Cuándo vas a hacer natillas?”
Lo curioso del asunto es que a mí me gustan las natillas y tampoco es que ahora haga más postres porque desde hace unos meses tenga este blog…¿el motivo? Descartado que quisiera fastidiar a mi abeja, me imagino que sería porque siempre había oído decir que eran complicadas, que había que tener mucho cuidado para que no se cortasen… o qué se yo… el caso es que finalmente llegó el día en que mi abeja vio cumplido su deseo (lo del Ferrari tiene más difícil solución…)
Estas natillas sólo necesitan un poco de mimo y control de la temperatura del fuego… sin harinas ni espesantes, sólo:

INGREDIENTES:
-1 l de leche
-150 gr de azúcar
-12 yemas
-1 vaina de vainilla
-Canela en polvo (opcional)

-Separamos las claras de las yemas; batimos éstas y les añadimos un poco de la leche, mezclando bien.
-Ponemos el resto de la leche en un cazo. Abrimos la vaina de vainilla y se la añadimos a la leche.
-Añadimos el azúcar y cocemos a fuego lento-medio hasta que empiece a hervir.
-Añadimos un poco de esa leche caliente a la mezcla de las yemas. Revolvemos y vertemos todo a la cazuela.
-Cocinamos a fuego lento, revolviendo continuamente hasta que coja cuerpo y espese, teniendo cuidado de que no hierva (a mí me llevó unos 30 minutos).

El resultado son unas natillas finas, suaves y cremosas con un ligero sabor avainillado. Decidí acompañarlas con una versión mini de estas tortitas de chocolate que publiqué hace un par de meses; estos pequeños bocaditos esponjosos me parecieron el complemento perfecto para las natillas (con la mitad de las proporciones que di en la receta saldrán unas 12 mini-tortitas, dos por ración de natillas). Para lograr esa forma coloqué un molde pequeño para emplatar dentro de la sartén y eché la mezcla dentro, “acotándola”. Tendremos que engrasar bien los bordes del molde cada vez que hagamos una tortita (para que ésta se desprenda bien). Para que quedasen unas mini-tortitas gruesas las cociné a fuego lento, esperando el tiempo suficiente antes de darles la vuelta para que no se desparramasen.

Afortunadamente esta historia tiene un final feliz… A mi abeja le encantaron las natillas… Imagino que su “zumbido” a partir de ahora será: “¿Cuándo VUELVES a hacer natillas?”
¡Que tengáis un feliz comienzo de semana!!!

natillas con mini-tortitas de chocolate

20 comments

  1. Pilar. Cook and Spoon says:

    No se me ocurre un postre mejor en estos momentos. Me gustan las natillas y, la verdad es que las hago poquísimo, si le añadimos tortitas de chocolate ya me derrito. Y con esas fotos tan bonitas es que entran ganas de irse a la cocina ahora mismo. Besos.

    • martaestevezansede says:

      ¡Muchas gracias, Pilar!!! Me alegra que te gusten… son de esos postres de toda la vida que nunca decepcionan…
      Un besito.

  2. Susana says:

    Me alegro de que la abejita ya esté contenta!!!
    Pues fíjate que a mí tampoco se me ocurrió hacerlas nunca, bueno las hice un día con la thermomix y no me gustó nada el resultado, o sea que ahora voy a probar esta, ya te contaré. Un besito!!!

    • martaestevezansede says:

      ¡Qué gracia, Susana! Yo también las hice una vez con la Thermomix pero francamente no es lo mismo; por eso esa vez no computa…
      ¡Que tengas un buen día!!! ¡Un besito!

  3. Apfelstrudelkuchen says:

    Unas natillas deliciosas y con esas mini tortitas de chocolate de acompañantes… mmmmmm, que rico todo!!

    Como me suenan esos vasitos de cristal, tengo una caja llena de ellos!! Son tan cucos…

    Un beso grande Marta,
    Sandra von Cake

  4. María = Kika says:

    ¡Qué suerte tiene tu abeja! Tienes que hacérselas más a menudo que se está quedando en los huesitos.
    Me parece que como siempre, has dado con la combinación perfecta y las fotos… …. mmmmmm es que me entra un hambre que me derrito mirando el blog.
    Un besazo,

    • martaestevezansede says:

      ¡Muchas gracias, María!!! Sí, tendré que hacérselas más a menudo! ¿Sabes el dicho ese de “en una comunidad no demuestres tu habilidad”? Pues eso, que ahora quién le dice que no sé hacerlas…
      Un besiño.

  5. sweetmariquilla says:

    Mira qué curioso que en cada hogar debe haber una abejita o, en algunos casos, un abejorro. Parece que describes a mi padre: que si natillas, que si Ferrari… ¡Enhorabuena por el resultado! Tienen una pinta buenísima.

    • martaestevezansede says:

      ¡Qué gracia! Podría decir eso de que “todos los hombres son iguales”… pero no lo haré!!!
      ¡Gracias, sweetmariquilla!!

    • martaestevezansede says:

      ¡Gracias, María!!! ¡Qué ilusión me hace! Me encanta tenerte por “aquí”!Respecto a los comentarios, como tu dices, es algo que, como diría John Malcovic en “Las A mistades Peligrosas”: “It´s beyond my control”… o lo que es lo mismo, “no puedo evitarlo”!!! ¡Me alegra que te guste!!
      Un beso.

    • martaestevezansede says:

      How fun! Like Nano!!! Then you´ll have to make them for him! They are sooooo easy!!! Remember… don´t let them boil and wait about 30 minutes while stiring them… that´s all!!!
      Besitos.

    • martaestevezansede says:

      ¿A que sí, Susana? Yo ya he comprobado que la felicidad casi siempre está en las cosas pequeñas y a veces hacer feliz no cuesta tanto!!!
      Besitos.

Responder a Shelley Cancelar respuesta


*