Mis calas

calasEste invierno ha sido tan lluvioso que me han parecido dos inviernos y ya empezaba a pensar que mi jardín no quería despertarse… pero finalmente lo hizo y, como cada año, han salido las primeras calas.
Me encantan; sería la flor perfecta si tuviese olor… así es “prácticamente perfecta”, con sus grandes y exuberantes hojas de un verde intenso y su cartucho blanco… Como seguramente sabéis, estas flores necesitan humedad y sombra y Galicia, con su clima atlántico, es el paraíso para ellas; si os perdéis por cualquier carretera secundaria, encontraréis, a cada paso, grupos de calas sin dueño, creciendo, majestuosas, sin que nadie las cuide… Las mías crecen en la parte de atrás de mi casa, por ser el lugar más sombrío pero creo que se darían bien el cualquier otro sitio…
Con ellas quiero desearos que paséis unas felices vacaciones de Semana Santa, tanto si disfrutáis de la versión larga de ésta (toda la semana) o si, como yo, tenéis que conformaros con la versión reducida…
¡Gracias por seguir “ahí”! ¡Nos leemos a la vuelta!!!

calas

14 comments

  1. teresaquesada says:

    Son preciosas, ayer me traje de la huerta de mi madre unas cuantas!! Están plantadas por mi abuela, no sé ni cuantos años hace de eso, pero he crecido viéndolas!!!
    Besotes guapa!!!

    • martaestevezansede says:

      A mí me ocurre lo mismo, Teresa, que he crecido viéndolas…
      ¡Que pases una feliz Semana Santa!
      ¡Besitos!!!

  2. Marigel López says:

    En México las llamamos alcatraces y son preciosas, muy sencillas y elegantes !! Qué suerte q crezcan en tu jardín!!

    • martaestevezansede says:

      Marigel, no tenía ni idea de que las llamaseis así… ¡gracias por tu información!!! Sí, la verdad es que es una suerte tenerlas pero no tengo ningún mérito porque crezcan en mi jardín, ya que aquí se dan muy fácilmente…
      ¡Gracias de nuevo!
      Un saludo.

      • Beatriz says:

        Has crecido viéndolas….yo las recuerdo desde mi lejana infancia y nuestros ancestros dirían lo mismo. Esta planta, como otras muchas, forman parte de la familia. Están preciosas. Un besito

        • martaestevezansede says:

          Y tanto que he crecido viéndolas y tanto que son de la familia, como que éstas son “hijas” de las de Irijoa…
          Un besito.

  3. meritfxell morais says:

    Hola!! Estan preciosas!! Una pregunta si mlas plantas un año al siguiente salen solas??? Yo soy del norte tambien y tengo una zona sombria que no quiero plantar cada año…y las calas me encantan… gracias un saludo

    • martaestevezansede says:

      ¡Gracias, Meritfxell!! Pues si tu zona reúne las condiciones idóneas, de medio sombra y sobre todo humedad, las calas se te darán de maravilla; y además no tienes que volver a plantarlas; después del verano, que ya estarán muy pochas, las cortas, quitándoles las hojas secas, y el año siguiente volverás a tener calas; de hecho, yo no hace mucho que las corté y ya le salieron muchas hojas aunque para las flores habrá que esperar hasta la primavera que viene.
      Besitos.

Deja un comentario


*