Milhojas de crema, fresas y nata

milhojas de crema, fresas y nataEs curioso cómo se heredan las manías… A mi madre nunca le han gustado ni las Barbies ni los corazones; las primeras porque no las consideraba apropiadas para unas niñas, así que ni mis hermanas ni yo hemos tenido nunca una… En cuanto a los corazones, creo que los clasificaba dentro de lo que podría denominarse ñoño-horteril, aunque no recuerdo oirle decir esta segunda palabra… El caso es que, quizás por ser mi madre una mujer con un gran sentido de la estética y una persona del mundo de las artes, su criterio siempre ha pesado… y a) tampoco me gustan las Barbies (afortunadamente tengo dos niños que sólo piensan en coches y en dinosaurios y creo que nunca me pedirán una) y b) en cuanto a los corazones, soy un poco más benévola pero no es un motivo que me entusiasme, así que aunque hoy sea San Valentín, os traigo un pastel en el que los corazones han sido sustituidos por fresas… porque sabéis que son afrodisíacas, ¿no? o al menos eso dicen…

INGREDIENTES:
-1 plancha de hojaldre (rectangular)
-400 gr de nata para montar
-2 ó 3 cucharadas de azúcar (para añadir a la nata)
-6-8 fresas grandes
-Azúcar glas

INGREDIENTES para la crema pastelera:
-1/2 litro de leche entera
-1 ramita de canela
-Piel de naranja o limón
-125 gr de azúcar
-40 gr de Maizena
-4 yemas de huevo

Para elaborar la crema pastelera:
-Cocemos la leche (durante unos minutos) con la canela y la piel de naranja o limón.
-Aparte mezclamos el azúcar con la Maizena y las yemas.
-Juntamos todos los ingredientes y los tenemos a fuego lento hasta que espese (a mí me llevó 20 minutos porque no la quería demasiado espesa; para que espese más, la tendremos al fuego más tiempo).
-Retiramos del fuego y dejamos enfriar.

-Precalentamos el horno a 200 grados.
-Cortamos 3 planchas de hojaldre del mismo tamaño.
-Colocamos 2 de las planchas (las que serán la base del pastel y el primer “piso”) sobre papel de horno y sobre ellas otro papel con garbanzos encima (para hacer peso y así evitar que el hojaldre “suba”). Horneamos unos 20 minutos. Cuando estén doraditas las retiramos.
-Horneamos la última plancha de hojaldre que será utilizada como “tapa” de la tarta otros 20 minutos, ya sin peso encima, dejando que esta vez sí infle.
-Cuando las planchas estén frías, podemos empezar a montar la tarta; la primera capa será de crema pastelera.
-La segunda capa será de nata (para ello tendremos que montarla con una batidora, añadiéndole el azúcar) y colocaremos las fresas encima de la nata.
-Finalmente pondremos la última plancha de hojaldre y la cubriremos con azúcar glas.

En realidad, a esta tarta milhojas podremos darle la firma que queramos (redonda, cuadrarda, rectangular… yo misma hice varias formas para mis invitados de hace unos días…
Con esta tarta os dejo… y si os fijáis bien, encontraréis un corazoncito camuflado en una de mis fotos… un guiño a los “sanvalentineros”, que aunque no conozco a ninguno personalmente, debe de ocurrir como con las meigas… que “habelas hainas”, como decimos aquí… así que ¡feliz día en general y de San Valentín en particular!!!

milhojas de crema, fresas y nata

17 comments

  1. Susana says:

    Es verdad, lo que es el subconsciente, a mí tampoco me gustan ni las barbies ni los corazones, que gracia nunca lo había pensado!!!
    La pinta espectacular y la mezcla de la crema, la nata y las fresas tiene que estar de muerte!!!
    Un besazo!!!

    • martaestevezansede says:

      Pues sí, Susana… de nuestra madre nos viene…
      Me alegra que te guste la pinta que tiene la tarta… ahora sólo te falta probarla!
      ¡Besitos!!

  2. Paula D says:

    Jaja en mi casa tampoco había Barbies a mi madre le horrorizaban tambiény yo ahorre mi paga durante no se cuanto y me compré una, jiji la receta una pinta buenísima!

    • martaestevezansede says:

      ¡Qué gracia, Paula! Siempre he creído que éramos una minoría… pero veo que no tanto…
      ¡Gracias por pasarte por aquí!!
      Un besito.

  3. lolita says:

    JAJAJA En mi infancia tampoco había Barbies!!!! Y con la llegada de dos sobrinos…………… tampoco!!!! Los corazones, no son de mi agrado. Este milhojas, nata……unmmm fresas, me encantan las fresas!!! No podemos coincidir más.

    • martaestevezansede says:

      ¡Qué bueno, Lolita… siento que estamos haciendo todas terapia de grupo!!!
      ¡Me alegra que te guste esta tarta; me recuerda a las que tomábamos en San Lorenzo… pero sin fresas!!!
      ¡Besitos!!!

  4. Beatriz says:

    Pensé que sólo se heredaban las cosas genéticas y vosotras me estáis demostrando que estaba confundida……Gracias, Marta, y enhorabuena por este nuevo postre. ¡¡tiene que estar exquisito!!

    • martaestevezansede says:

      Ya, Yaiza… creo que en éste punto no lo tenemos en común pero sí nuestra afición por la repostería, ¿verdad??
      Un besito.

  5. ApfelStrudel Kuchen says:

    Recién acabo de visitar tu blog y mmmmm ya me estás haciendo unas ganas de darle unos lametazos a la pantalla… Pero que rica milhojas de crema, nata y fresas…

    Esta receta me la apunto!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    • martaestevezansede says:

      ¡Gracias Sandra! Pues si te apetece, no te quedes con las ganas, que esta receta es facilicta facilita…
      ¡Encantada de tenerte por aquí!
      ¡Besitos!!

  6. Elena Perez del Castillo says:

    Leo tarde esta receta, que me apunto porqie adoro las fresas y la nata, es lo que prefiero. Comentarte que nada de barbies en mi infancia, demasiado flacuchas y escuchimizadas….éramos de barriguitas o bebes…aunque casi no jugábamos con muñecas, nuestra epoca era de estar todo el dia con la pandilla, bicicletas, futbol, escondite, …una verdadera infancia…; en cuanto a corazones y al color rosa, los junto porque son dos cosas que nunca tuve en cuenta y ahora que tengo una niña pequeña me han invadido y extrañamente me gustan, y me sorprendo a mí misma eligiéndole ropitas rosas, cosa que nunca imaginé…..y mi conclusión es…… nunca digas nunca :). Besos y gracias por la receta

Deja un comentario


*