Noodles con pollo y piña

noodles de pollo con piñaPodemos encontrar la inspiración en cualquier parte… No hace falta que seas un escritor, un actor o un arquitecto… nuestras pequeñas creaciones domésticas también están inspiradas en algo, así que podría decirse que somos lo que vemos, olemos y oímos… Puede ocurrir (¡casi siempre!) que la busques y no la encuentres pero en cambio, estás tan tranquila, sentada, paseando o donde quiera que estés y de repente y sin aviso…¡lo tienes!… algo has visto, olido, leído que te ha dado las claves para decorar aquel rincón de casa, para vestirte en una ocasión especial o simplemente para acabar con la incógnita de qué cocinar para tus suegros el próximo domingo… La receta de hoy es un pequeño ejemplo de esto… Hace un par de días estaba pensando qué poder presentaros este comienzo de semana… algo no dulce, para descansar de tanto idem de carnavales y algo salado no muy pesado para suavizar la dieta a base de cerdo de estos días ( aunque sólo sea para hacer un alto en el camino)… y entonces recordé algo… hace unos días, comiendo con mi amiga María en un restaurante de comida rápida… yo pedí una hamburguesa (bastante mala, por cierto) y ella acertó pidiendo un “salteado oriental” con muy buena pinta y sabor… Creo que los ingredientes de su “salteado oriental” sólo tienen en común con mi receta de hoy el pimiento y los anacardos pero me han inspirado para presentaros esto…

INGREDIENTES (para 2 personas):
-80-100 gr de noodles (de arroz o trigo)
-300 gr de pechuga de pollo
-8 rodajas de piña en almíbar
-1/2 pimiento rojo
-1 cucharada colmada de semillas de sésamo
-2 ó 3 cucharadas de salsa de soja
-1 puñado de anacardos
-1 pizca de sal
-Aceite de oliva

-Cortamos la pechuga de pollo y el pimiento en trocitos pequeños.
-En una sartén con un fondo de aceite sofreímos el pollo y el pimiento a fuego medio-alto.
-Cortamos las rodajas de piña en trozos pequeños y los sofreímos junto con el pollo (un par de minutos).
-Añadimos las semillas de sésamo, la salsa de soja y los anacardos y lo mantenemos todo al fuego durante otro par de minutos, revolviendo para que se mezclen bien todos los sabores.
-Cocemos los noodles, siguiendo las instrucciones del fabricante (yo los hice de arroz y tuve que hervir 2 litros de agua, retirar del fuego el cazo y sumergir los noodles en ese agua durante 4 minutos).

Así tendremos algo no dulce, salado pero no pesado y fácil de cocinar… es decir, todo lo contrario a lo que hemos estado haciendo o todavía haremos estos días… Con esta receta os he mostrado mi ¿penúltima? inspiración… Dentro de unos días os mostraré la última… claro que para entonces ya será, ¿quién sabe? mi penúltima o antepenúltima inspiración… Inspirados o no, os deseo un feliz comienzo de semana!!!

 noodles de pollo con piña

8 comments

    • martaestevezansede says:

      Gracias, Paula… mira por dónde, estoy descubriendo que me encanta la fotografía culinaria… aunque me queda mucho por aprender!
      Besitos.

Deja un comentario


*