Brownies

browniesNo me gustan los cambios… enseguida me encariño con algunas cosas absurdas o algunas caras familiares que habitualmente veo por la calle y de las que no conozco su nombre… me molesta que cambien la configuración de los programas con los que normalmente funciono aunque sea para mejorar y me llevo un chasco cuando nuestro cartero es sustituído por otro en vacaciones… En fin, probablemente sea una forma absurdamente nostálgica de ver la vida… Dicho esto, también diré que esta especie de “fobia-a-los-cambios-de-momento-no-patológica” no se extiende a la cocina (¡menos mal, si no, menuda bloguera sería!); de hecho, y aunque tengo mis “clásicos” y alguna que otra receta etiquetada como “definitiva”, una de las cosas con las que más disfruto es experimentando en ese laboratorio-taller que es mi cocina.
Pues bien, la receta de hoy pertenece al primer grupo, al de mis “clásicos”… la razón es muy sencilla, y es que les gusta tanto a mis amigos y a mi familia que supongo que tengo miedo a defraudarlos con una nueva versión… como la canción que siempre le piden a un grupo en un concierto… ésa que tiene treinta años y que tienen que seguir cantando cada vez que van a presentar un nuevo disco… bueno, algo así…
Para que unos brownies sean brownies son importantes las proporciones de los ingredientes pero también el tipo de chocolate o cacao que utilicemos. Si nos decantamos por el cacao, éste debe ser puro… con otro tipo de cacao “clarito” nos saldrá un bizcocho de chocolate, seguramente muy rico, pero no serán brownies. Otra cuestión a tener en cuenta es el recipiente… la forma típica de presentar estos pastelitos es en cuadrados de un determinado grosor (unos 4 cm de alto aproximadamente); yo utilizo un recipiente de pyrex de 20 x 20 cm.
Esta receta me la dio mi amiga Lori (de Ohio) hace muchos años… son los “Hersheys´Best brownies” pero sin chocolate Hersheys.

INGREDIENTES:

-200 gr de mantequilla
-380 gr de azúcar (se puede reducir la cantidad o utilizar la mitad de azúcar blanco y la otra mitad moreno)
-4 huevos
-90 gr de cacao en polvo (yo utilizo “Valor” puro)
-120 gr de harina
-1 pizca de sal
-2 cucharaditas de extracto de vainilla

-Precalentamos el horno a 170-180 grados.
-Derretimos la mantequilla.
-En un bol grande mezclamos el azúcar y la mantequilla.
-Añadimos los huevos de uno en uno, mezclando bien.
-Añadimos el cacao, la harina, la sal y la vainilla y mezclamos.
-Horneamos durante 30-45 minutos (dependerá de si nos gustan más “húmedos” o un poco más “abizcochados”).

Y eso es todo… ¿o es que creíais que os iba a dejar acabar la semana sin un dulce????
¡Muy buen fin de semana para todos!!!

brownies

10 comments

    • martaestevezansede says:

      ¡Sí… tú también eres una de las “groupies” de estos brownies!!! No somos nada “chocolateras”, ¿verdad?
      Un besito.

    • martaestevezansede says:

      A ver si me animo a versionar esta receta… y a lo mejor ¿quién sabe? terminamos convirtiéndola en otro clásico…
      Un besito.

  1. Beatriz says:

    Enhorabuena Marta, me gusta mucho el prólogo que haces a todos los postres y el brownie buenísimo, me sumo al club de los golosos…..

    • martaestevezansede says:

      ¡Gracias mamá… no sé yo si serás tú muy objetiva!!! De todas formas, ni la milésima parte de artista que eres tú!
      Un besito.

    • martaestevezansede says:

      Tienes razón… Es una apuesta segura cuando vas justa de tiempo, no te quieres complicar y quieres chocolate. Encantada de tenerte por aquí!!
      Besitos!

Deja un comentario


*