Cesto de champiñones, bacon y huevo de codorniz

cesto de champiñones, bacon y huevo de codornizEn una casa amiga con frecuencia se repetía la siguiente situación… de lunes a viernes y al caer la noche iban llegando los miembros de la familia, cansados tras sus respectivas jornadas laboral-estudiantiles… Con hambre pero sin ganas de cocinar, dejaban caer sus cuerpos cansados en las butacas del salón… hasta que el más atrevido por fin preguntaba: “¿qué cenamos hoy?”- a lo que los otros rápidamente respondían: “¡sálvese quien pueda!” y no, no es que de repente la casa se inundase y hubiese que salir corriendo… lo que en realidad querían decir y los otros entendían perfectamente era algo así como: “que cada uno se prepare lo que buenamente pueda o quiera”, que casi siempre terminaba siendo un sandwich… Pues bien, ésta es una versión (un poco más presentada) del “sálvese quien pueda”; ¿recordáis que al principio de semana preparé un pan de espelta integral? Pues terminaron sobrando unas rebanadas que ya no estaban tan buenas como los dos primeros días, así que decidí reciclarlas y convertirlas en unos “cestos” rellenos… Las cantidades que escribo a continuación son las necesarias para preparar un “cesto”.

INGREDIENTES:
-2 rebanadas de pan de molde
-2 champiñones grandes
-1 loncha de bacon
-1 huevo de codorniz
-1 diente de ajo pequeño
-Un manojo pequeño de cebollino
-Sal

-Precalentamos el horno a 210 grados.
-Con ayuda de un rodillo, “aplastamos” las rebanadas de pan hasta convertirlas en unas rebanadas finitas.
-Untamos con mantequilla un molde pequeño de flan.
-Forramos las paredes y base del molde con el pan (aunque se nos rompa un poco da igual, lo parcheamos y ya está; después no se notará).
-Horneamos durante unos 10-15 minutos (hasta que veamos que está crujiente).
-En una sartén sofreímos los champiñones laminados con el ajo. Reservamos.
-Freímos la loncha de bacon. Reservamos.
-Freímos el huevo de codorniz; para que nos quede perfectamente redondo podemos “cercarlo” con un aro de emplatar pequeño, dentro de la sartén (el huevo lo haremos a la plancha).
-Desmoldamos el “cesto” (saldrá perfectamente) y empezaremos a montarlo; primero pondremos los champiñones, después el bacon y finalmente el huevo de codorniz.
-Picamos el cebollino y lo pondremos por encima.

Da igual cómo lo llaméis… “cestillo de reciclaje”, “pan de espelta re-loaded” o “sálvese quien pueda”… el caso es que este cestillo puede convertirse en una cena ligera, en un entrante para cualquier comida que hagamos o hasta en un desayuno especial para alguien “especial”… como siempre ¡vosotros decidís!!! ¡Que paséis un buen día!!!

cesto de champiñones, bacon y huevo de codorniz

8 comments

  1. Susana says:

    Que pintaza, y además salado, jaja. Creo que es una idea estupenda, pero yo para diario sigo con el sandwich de toda la vida, esta versión tan bonita la reservo para una ocasión especial. Por cierto al meterle el tenedor, se deshace mucho o tiene cierta consistencia?

    • martaestevezansede says:

      Pues depende de la destreza del comensal pero tranquilamente lo puedes servir en una cena sin que nadie pase “apuros”…
      ¡Un besito!!!

  2. Lucía says:

    Uauu!! te ha quedado precioso. Tengo curiosidad por probarlo, creo que será pronto, incluso puede que esta noche. Esto sí que es salir triunfante de un “sálvese quién pueda”. Besitos

    • martaestevezansede says:

      ¡Pues es super facilito!!! Un consejo: casi compensa hacerlo para varias personas porque en realidad el trabajo es prácticamente el mismo…
      ¡Un besito!!!

  3. María = Kika says:

    Yo soy más del – ¡¡Sálvese quien pueda!! pero esta noche me voy a poner a ello. Es muy vistoso y tiene una pintaza impresionante.
    Ya te contaré como me salío. Gracias por darnos estas ideas tan buenas, vistosas y hasta parece fácil.. .. ya os contaré.

  4. Sofía says:

    Hola! Acabo de descubrir tu blog y me encanta, aparte de las recetas que son buenísimas…. las fotografías me impresionan, tienes un gusto….. Un besazo

Deja un comentario


*