Bocado de hojaldre

Estos días estoy inmersa en los preparativos del cumpleaños de cierto personajillo, así que me disculparéis si no me explayo mucho… Aunque eso no me impide presentaros este aperitivo de complicación “cero” que podréis variar de forma, tamaño y relleno. Yo he decidido hacerlo grande porque ésta fue la cena de ayer en casa, con algunas variaciones porque a la que escribe no le gusta el queso… (sí, ya lo sé, por más rabia que me dé y por mucho que algunos amigos bienintencionados intenten disculparme diciendo que soy alérgica, no me gusta y ya está!). También se pueden hacer más pequeños, rellenos con paté, sustituyendo el salmón por anchoas o las combinaciones que queramos o que nos vengan bien y tendremos unos aperitivos ricos y vistosos.

INGREDIENTES:
-Una plancha de masa de hojaldre refrigerada
-Queso de untar
-Nueces
-Salmón
-Canónigos, rúcula o cualquier tipo de lechuga
-Pimienta blanca molida.

-Se corta la plancha de hojaldre en triángulos.
-Se pinchan los triángulos con un tenedor.
-Los metemos 10 minutos en el congelador.
-Una vez fuera del congelador, los triángulos que harán de “tapa” (parte de arriba) los untaremos con aceite y los espolvorearemos con la pimienta.
-Los horneamos unos 15 minutos.
-Cuando estén fríos, los rellenaremos con el queso, el salmón, las nueces y la lechuga.

¡Y eso es todo! Aperitivo express, post express…

2 comments

Deja un comentario


*