Mousse de castañas con glaseado de chocolate

A las castañas les ocurre lo que a las fresas, que más allá de lo que son (¡frut@s, claro!) se identifican claramente con una época del año. Y a pesar de que hoy comemos cualquier producto en cualquier fecha (aunque no sea su temporada natural) para mí las fresas siguen significando el principio del buen tiempo y de los días largos y las castañas lo contrario, la lluvia, los planes en casa…
Soy una forofa de las castañas; me gustan de todas las maneras: asadas, cocidas, en puré acompañando carnes, el marrón glacé, etc, etc, etc.
Esta receta es fácil, sobre todo si no os complicáis tanto la vida como yo, que como tenía castañas que recogimos el pasado fin de semana del viejo castaño de los abuelos, y como es un árbol al que todos le tenemos mucho cariño, me pareció una buena idea utilizarlas para hacer la mousse, así que la mayor parte del tiempo me lo llevó pelar las castañas, cocerlas, volverlas a pelar… ¿el resultado? una mousse muy rica (¡menos mal!) y una necesidad de manicura urgente. Lo que quiero decir es que venden unas latas de castañas al natural estupendas. Yo ya tengo claro que las que me han sobrado las destinaré para ser asadas…
El complemento perfecto para esta mousse es el chocolate pero sin pasarse, para no eclipsar el sabor de las castañas, así que si le ponemos una fina capa de glaseado encima, al final tenemos una mousse cremosa, suave pero con un inequívoco sabor a castañas y el chocolate le aportará ese toque más fuerte con el que combina muy bien.
La idea de esta combinación la cogí del blog www.unodedos.com aunque su receta es más compleja.
En cuanto al glaseado de chocolate, la receta es muy fácil pero requiere un termómetro para que salga bien. Si os planteáis hacer recetas con chocolate os recomiendo que os compréis uno; es barato y muy útil. Yo lo descubrí cuando lo necesité para hacer el fudge y el crocanti de Navidad, y a partir de ahí empecé a profundizar un poco en el proceso de temperado del chocolate.

INGREDIENTES para la mousse:
-500 gr de castañas
-300 ml de nata para montar (35%)
-4 claras de huevo
-100 gr de leche
-70 gr de azúcar
-1 sobre de gelatina en polvo
-1 pizca de sal.

-Pelamos las castañas, las ponemos a hervir durante 20 minutos y les sacamos la piel interior (o compramos una lata de castañas al natural). (Ya sabéis, éste es el punto donde elegimos entre gastarnos unos eurillos más o estropearnos un poco las uñas).
-Batimos las castañas con la leche tibia y hacemos un puré fino.
-Montamos las claras a punto de nieve y reservamos.
-Montamos 200 ml de la nata y reservamos.
-En un cazo ponemos los 100 ml de nata restantes y el azúcar; cuando esté a punto de hervir echamos la gelatina en polvo y revolvemos muy bien hasta que no queden grumos. Dejamos templar.
-Añadimos el puré de castañas.
-Añadimos las claras y la nata montadas, alternándolas y poco a poco para que no se baje la mezcla.
-Echamos la mezcla en moldes como los de emplatar y dejamos enfriar en la nevera.

INGREDIENTES para el glaseado de chocolate:
-80 ml de nata (35%)
-120 gr de azúcar
-97 ml de agua
-40 gr de cacao puro
-4 hojas de gelatina neutra

-Hervimos la nata, el azúcar y el agua.
-Añadimos el cacao. Revolvemos bien hasta que no haya ningún grumo.
-Calentamos hasta 103 grados.
-Enfriamos hasta llegar a 60 grados y es entonces cuando agregamos las hojas de gelatina escurridas (previamente en remojo 5 minutos en agua fría).
-Utilizamos el glaseado cuando llegue a 40 grados.
-Cubrimos la mousse con el glaseado y metemos en la nevera un par de horas.

Este postre incluso está mejor al día siguiente. ¡Si os animáis a hacerlo veréis como no os decepciona!

4 comments

  1. Lucía says:

    ¡Qué maravilla el glaseado!, entiendo que tenemos que esperar a que baje a 40 grados para poder ponerlo sobre la mousse,¿no?…tengo que probarlo!!!

    • martaestevezansede says:

      Así es, Lucía, en cuanto baje a 40 grados se pone sobre la mousse porque ya tiene la textura idonea. ¡Anímate a probarlo y me cuentas!

  2. Susana says:

    La próxima vez que invite a alguien a cenar, lo hago de postre, menuda pinta!! Por cierto dónde se pueden comprar los termómetros?

    • martaestevezansede says:

      Susana, en tiendas especializadas de utensilios para repostería podrás encontrarlo. En concreto, hay una tienda online, “La Tartienda”, que los tiene y su precio, si no recuerdo mal, es de unos 13€. Se llama termómetro de azúcar.
      ¡Espero haberte ayudado!

Deja un comentario


*