Mermelada de moras

mermelada de morasMe gustan todas las estaciones. Viviendo en el campo se aprecian los cambios mucho mejor y resulta fascinante ver cómo cambian los colores y las formas de tu jardín; si además tienes árboles o plantas con frutos comestibles, entonces la fascinación es todavía mayor porque, al menos en mi caso, empiezas a pensar qué hacer con esos productos…
Este final de verano-principios de otoño me he lanzado a hacer conservas casi compulsivamente; conservas en todas sus versiones: mermeladas, salsas, congelados… vamos, que de milagro no me ha dado por el salazón! De todas ellas iré hablando en sucesivos posts pero hoy empezaré por orden cronológico: la mermelada de moras.
No sé qué tienen las moras que es empezar a cogerlas y al momento te conviertes en una versión infantil de tí mismo; y es que para mí son sinónimo de los larguísimos y felices veranos de antes.
Pues bien, después de varios años sin recolectar moras, mi reencuentro con ellas ha sido glorioso! Durante casi un mes entero me he dedicado a salir casi todas las tardes a la caza de la mora… muy cerca de casa; metros y metros de zarza sin dueño; un auténtico supermercado de moras, sólo para mí y totalmente gratis… ¡el paraíso!
Teniendo en cuenta que he hecho una docena de tarros de mermelada y que para cada uno he utilizado casi medio kilo de moras, os podéis imaginar la cantidad de ellas que he llegado a coger… bueno, de eso y de las cantidades ingentes de azúcar que han entrado en casa últimamente!
La receta es muy sencilla y en opinión de los que la han probado, muy rica.

INGREDIENTES:
-1 kg de moras silvestres
-750 gr de azúcar blanco
-1 limón

-Se pela el limón, procurando quitarle toda la parte blanca y las pepitas y se tritura con dos o tres “golpes” de batidora.
-Se incorporan las moras y se trituran con el mismo procedimiento.
-Se le añade el azúcar y se pone todo en un cazo a fuego bajo, cociendo unos 40 minutos con la tapa puesta, revolviendo de vez en cuando.
-Transcurrido ese tiempo, pasamos el brebaje por un pasapurés para quitarle las pepitas (¡fundamental!!)
-A partir de ahora destapamos el cazo y revolvemos continuamente; veréis cómo empieza a salir vapor, empezando la reducción y haciendo que poco a poco esa consistencia líquida se convierta en textura de mermelada.
-El tiempo que lleve este proceso dependerá de la temperatura y de los bríos con que revolvamos; sabréis cuándo ha alcanzado categoría de mermelada porque al coger una cucharada y soplar se formarán una especie de ondas espesas.
-Tendremos preparados los tarros esterilizados (con hervirlos 10 minutos es suficiente) y los llenaremos con la mermelada, utilizando un embudo.
-Los cerramos bien y los tendremos hirviendo 20 minutos al baño maría.
-Etiquetamos con la fecha et voila! Mermelada de moras para cuando no sea época de moras!

mermelada de moras

Deja un comentario


*